Talento local

La derquina que se prepara para brillar en el Luna Park

Julieta “Chule” Álvarez será parte del clásico de Cibrián-Mahler. Se estrena el miércoles 10. “No vivo del arte sino para y por el arte”, asegura.

30 de marzo de 2024 - 13:33

Cuando el 10 de abril se abra el telón del Luna Park para recibir nuevamente a “El jorobado de París”, entre los protagonistas del clásico de Pepe Cibrián y Ángel Mahler estará una derquina: Julieta Álvarez, quien luego de una larga trayectoria en los escenarios pisará el mítico espacio de Corrientes y Bouchard.

A 31 años de su estreno, la obra regresará al Luna Park para brindar seis funciones y luego salir de gira por diversos escenarios, entre ellos el del Teatro Gran Pilar, el 14 de julio. En este marco, Julieta (también conocida como “Chule”) fue elegida para las funciones en el estadio porteño.

Julieta Alvarez el jorobado.jpg
ALEGRÍA. Julieta Álvarez palpitando lo que será estar en el escenario del Luna Park.

ALEGRÍA. Julieta Álvarez palpitando lo que será estar en el escenario del Luna Park.

Allí formará parte del elenco “como integrante de la Corte de los Milagros. Además, soy el reemplazo del personaje de Magot, la reina de la corte. Es un personaje que amo mucho”, explicó la artista a El Diario, que ya palpita formar parte de una producción que tendrá 50 actores en escena y 30 músicos en vivo.

Las audiciones fueron arduas, “en noviembre y diciembre, muy largas. Han sido realmente agotadoras, con gente que se agregaba cada día”.

Sobre los creadores, destacó que “Cibrián y Mahler son de los pocos que siguen realizando estas grandes producciones y además en un estadio”, agregando: “Tiene condimentos muy especiales, por eso ser parte de este elenco es un honor”.

Además, en cuanto a la puesta y el vestuario, incluso se han utilizado algunos elementos de aquellas funciones de 1993… “Hay una mezcla de lo antiguo, lo viejo, lo original, lo nuevo, lo de sótano de teatro, lo moderno… Todo mezclado para que la obra salga a la luz”.

Multifacética

Egresada del Instituto Madre del Divino Pastor, Chule Álvarez tuvo una completa formación: estudió teatro con Alicia Zanca en José C. Paz, además de formarse en artes plásticas, piano, guitarra (con Héctor Bacci), radiodifusión con el recordado Roaldo Barbesini, participó de numerosos talleres municipales e integró el Coro Kennedy en Pilar. También fue miembro del Coro Gospel United Voices dirigido por Agustín Lopez.

En una con el periódico El Apogeo, agregó que “estudié Comedia Musical en Inglés con Cris Hansen en Performing Arts Studio, en Vicente López. Luego tuve la oportunidad de viajar a Nueva York y participar de seminarios de comedia, entre ellos con la gran diva de Broadway, Patty Lupone”.

Además, como toda derquina que se precie de tal, jugó al básquet en el Club Presidente Derqui, llegando hasta la Primera del Rojinegro.

Por su fuera poco, es licenciada en Comercio Internacional (Unlu), tiene una Maestría en Relaciones y Negociaciones Internacionales (Flacso/UDESA) y trabaja en una prestigiosa marca deportiva.

Su relación con Pepe Cibrián nació hace 3 años, al sumarse a los talleres del dramaturgo en el Municipio de Escobar. En la ciudad vecina fue parte de “Drácula” y “El jorobado de París”, en el Teatro Seminari.

Julieta Alvarez el jorobado 2.jpg
Con

Con "El jorobado de París" ya estuvo en el Teatro Seminari, de Escobar.

Además, a El Diario adelantó que “hay otros proyectos en paralelo que están empezando a escribirse, entre ellos una comedia de Pepe Cibrián”.

Para el arte

Sentirme elegida por los más grandes exponentes en la Argentina, como son Pepe y Ángel, es un honor gigante –expresó Julieta al medio derquino-. Todo este proceso de audiciones extensas y ensayos han sido clases magistrales que atesoro, aprendiendo de los maestros tanto como de los colegas, que son increíblemente talentosos y generosos”.

Y agregó: “Todo lo que aprendo sobre el escenario me sirve para la vida fuera de él: adaptación a los cambios, saber resolver, estar preparada y alerta, trabajar en equipo, explorar la creatividad, la escucha atenta; son todas enormes habilidades que este arte brinda. Y más allá de los trabajos específicos de la escena, existen enormes paralelismos con cualquier vida profesional”.

En este sentido, explicó con respecto a sus diversas ocupaciones que “me gusta decir que no quiero vivir del arte sino vivir por el arte, para el arte y con arte. Todas las preposiciones, pero nunca ‘de’, porque el arte es libertad. Y vivir de algo condiciona, no te deja elegir, te limita”.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar