En tiempos de coronavirus

Mañana, todos a brindar por la Pachamama

Cada 1º de agosto y como marca la tradición, se toma un trago de caña con ruda para “purificarnos”. Este año, el bar El Laucha de Pilar está cerrado por la cuarentena pero se adaptó a la época vendiendo las botellas por “take away”.
viernes, 31 de julio de 2020 · 14:08

Este 1 de agosto y, como marca la tradición, se festeja el día de la Pachamama. Y para que nuestros cuerpos se “purifiquen” hay que beber unos tragos de caña con ruda.

El bar El Laucha, reducto pilarense por excelencia cuando llega esta festividad, no hay pandemia que lo detenga. Este año, por la cuarentena preventiva contra el coronavirus, el local está cerrado pero sus dueños se adaptaron a la época y venden las botellas del brebaje por “take away” (sistema práctico y cómodo para vender y comprar comida).

“Empezamos a vender botellas (250 pesos cada una) a principios de julio y desde el lunes comenzó a ver más demanda”, contó Cándido Lucas, hijo de Tito, dueño del establecimiento ubicado en Venancio Castro y Pelagio Luna.

“Más o menos preparamos unas 180 botellas. Todavía tenemos stock, pero por lo que estoy viendo me parece que nos estamos quedando cortos”, expresó el responsable del bar, en diálogo con el programa Materia Prima (FM Plaza 92.1).

“A la gente le aclaramos que pase directamente por el bar a retirar la botella, golpee la puerta que lo vamos atender, a pesar de que el local esté cerrado”, dijo Lucas.

Y afirmó que “cada vez hay gente nueva que pregunta para hacer un pedido de una botella. Yo la promociono en mi Facebook, donde pueden entrar y enterarse”.

Por otro lado, Cándido resaltó que van a batir un nuevo récord de venta de botellas. “El año pasado vendimos entre 120 y 130 botellas, capaz que este año sean más”, describió. “Si con esto (pandemia del Covid-19), capaz que hay milagro y cura el coronavirus”, ironizó.

La crisis económica por la pandemia también golpeó a El Laucha. “Estamos haciendo despacho de comida, pero la facturación es muy baja. Hay poca demanda y tenemos que cumplir la cuarentena a rajatabla, esperando a que todo esto se normalice”, describió Cándido.

La tradición de beber caña con ruda cada 1 de agosto se remonta a los guaraníes, que reconocían las capacidades medicinales de la ruda macho, y que era utilizada internamente con éxito contra los parásitos y determinados malestares estomacales. Además, era usada para calmar el ardor y la irritación de picaduras de bichos y alimañas.

Es así que el brebaje sirve para “espantar los males del invierno”. La creencia de los pueblos originarios era que en agosto se producían muchas muertes en la población y en el ganado por culpa del frío y las lluvias. De ahí que nace el refrán “julio los prepara y agosto se los lleva”. Para poder superar este problema crearon el remedio natural donde mezclaron la caña con la ruda.

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios