Efemérides

La fábrica por donde pasó medio Pilar

Hace 75 años se inauguraba la Fábrica Militar. Fuente de trabajo para muchos pilarenses y lugar donde se cumplía con la “colimba”.
jueves, 30 de abril de 2020 · 11:41

Un día como hoy pero de 1945, hace ya 75 años, se inauguró la Fábrica Militar de Pilar, lugar emblemático de nuestra ciudad en el cual trabajaron centenares de vecinos y en el que otros tantos cumplieron con el servicio militar.

Ubicado en los fondos del barrio Pellegrini, al terminar la calle Savio, el predio funcionó durante casi cinco décadas. No obstante, del lugar solo quedan ruinas y escombros.

Las instalaciones fueron montadas por la firma J. Meissner, de Colonia, Alemania. Por la índole de su producción, las instalaciones se dividían en tres grupos: mechas y cordón detonante; detonadores comunes y eléctricos; y explosivos iniciadores.

Granadas, bombas de estruendo, bombas de luces, bengalas de todo tipo, petardos ferroviarios y elementos lacrimógenos eran algunos de los productos que se elaboraban en el predio.

Tenía, además, una central térmica con dos calderas, una usina eléctrica con motores diesel de 900kw de potencia y talleres de mantenimiento.

A lo largo de su medio siglo de existencia, la Fábrica Militar fue además hogar y lugar de trabajo para cientos de pilarenses de todas las edades: haciendo un recuento entre las familias cuyos integrantes trabajaron o directamente vivieron allí aparecen apellidos como Gladario, Ambrosetti, Fernández, Villarreal, Montenegro, Zanek, Escobar, Ipucha, Crespo, Liendo, Pasamonti y Grella, entre otros.

Además, fue destino del servicio militar. Muros adentro los barrios estaban separados: las casas de los militares y las de los civiles, alrededor de una treintena de viviendas.

En su predio también tuvo lugar un hecho trágico: a principios de la década de 1950, una explosión destruyó buena parte de la Fábrica Militar de Materiales Pirotécnicos (tal era su nombre completo). En dicho accidente fallecieron cuatro pilarenses, civiles ellos, que trabajaban en la planta como operarios: Armando Ferreyra, Pedro Cabral, un tercer empleado de apellido Musladini y Amílcar Lubo. Todos son homenajeados en calles de Villa Buide y Pilar centro.

Final

Casi medio siglo después de su apertura, en 1994, el gobierno de Carlos Menem privatizó Fabricaciones Militares junto con las centrales nucleares (Atucha I y II y Embalse) y el polo petroquímico de Bahía Blanca. En este contexto, la Fábrica Militar fue vendida al grupo IAMP en dos millones de dólares aproximadamente. El pago nunca se llegó a cancelar.

A partir ese momento se especuló con diversas posibilidades para el predio: desde un centro cívico hasta un country con laguna incluida (en momentos en los que se usaba como una tosquera) fueron algunas de las ideas para recuperar el predio, que solo sigue albergando fantasmas de su pasado.

Galería de fotos

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios