VILLA ROSA

Adiós a un hombre que amaba los libros

A los 87 años falleció David Jeifetz, junto a su esposa Elsa Robin, fundador de la Biblioteca Popular Ernesto Sábato. Lo despidieron en el centro cultural.

Adiós a un hombre que amaba los libros

TODA LA VIDA. David Jeitfetz junto a su esposa Elsa Robin.

A los 87 años, falleció este viernes David Jeifetz, querido vecino de Villa Rosa y fundador de la Biblioteca Popular Ernesto Sábato, ubicada en Libertad y San Martín, en pleno centro villarrosense. A pedido de su mujer, Elsa Robin, sus restos fueron despedidos ayer a la mañana, entre las 8 y las 13, en el mismo centro cultural.
Veinte años atrás, un 18 de febrero del 2000, Jeifetz y su esposa, junto a otros colaboradores, idearon y fundaron la Biblioteca y Centro Cultural de Villa Rosa, lugar que sostuvo con esfuerzo y cariño hasta el último día de su vida.
El norte del matrimonio Jeifetz al momento de fundar la biblioteca fue saciar la sed de lectura de los vecinos, muchos de los cuales gracias a este espacio encontraron un refugio lleno de magia y de contención.
Por esta razón, por el valor cultural y social que tuvo su tarea, es que muchos pilarenses despiden con dolor a un hombre que entendió que los libros, muchas veces, representan la llave para abrir las puertas de la superación.
Así lo recordó el docente y referente del Frente Grande, Néstor Sito, que resaltó que “David, durante 20 años, sostuvo la Biblioteca Popular Ernesto Sábato con meritorio esfuerzo personal, junto a su esposa y otros colaboradores. Propulsor de los principios nacionales, antiimperialistas, latinoamericanista y un enamorado de todo tipo de expresión surgida de la cultura de nuestra Patria Grande. David, por tu memoria, tu proyecto cultural continuará con más fuerza”, aseguró.
También, a través de las redes sociales, lo despidieron representantes de la cultura y la política local. Desde la subsecretaría de Cultura, a cargo de Juan Manuel Morales, expresaron: “Enviamos nuestras condolencias a la familia de David Jeitfetz, socio fundador de la Biblioteca Popular y Centro Cultural Ernesto Sábato”. “Lamentable pérdida, un abrazo enorme para su esposa Elsa Robin”, dijo la secretaria de Salud, Mirta Ortega Sanz.
En tanto el director del teatro Lope de Vega, Manuel Vázquez, lo definió como “una excelente persona”. En la misma línea, Daniel Liberé manifestó “mis condolencias a su familia”, lo recordó “con mucho cariño” y, al igual que Vázquez, lo describió como “una excelente persona”. 


Aquella carta de Ernesto Sábatoa la biblioteca

Es para mí una gran emoción que una Biblioteca Popular lleve mi nombre. Me trae con nostalgia el recuerdo de aquellos años en que, por primera vez, me aventuré en los mundos de Salgari y Julio Verne cuando era apenas un niño. Y luego, ya con la pasión por la literatura, en las grandes obras de todos los tiempos.
Es un deber fomentar y cuidar nuestras Bibliotecas Populares porque en ellas, personas de todas las condiciones, pueden ahondar en los misterios del corazón humano que sólo el arte llega a revelar. Con mi mayor gratitud.

E. Sábato Santos Lugares, 18 de febrero del 2000.

Comentarios Libres