ENFOQUE

El camino del error

viernes, 4 de diciembre de 2020 · 07:37

Por Sergio Abrate
s.abrate@pilaradiario.com

“Hunde tu existencia en tierra de oscuridad, pues si la semilla no es enterrada, no produce en abundancia”. Ibn Atâillâh.
La discriminación siempre es hija de la ignorancia que a su vez es madre de la intolerancia. Los tuits de tres jugadores de los Pumas, entre ellos el vecino pilarense Pablo Matera, más allá de su antigüedad, no dejan de ser un espanto y el emergente de un pensamiento lamentablemente muy arraigado en algunos sectores y no necesariamente exclusivo de las clases altas (no seamos hipócritas). 
No obstante, ayer mismo, el periodista Daniel Molina escribió en su cuenta de Twitter (@rayovirtual) algo que comparto bastante: “El rugby me importa nada. No estoy a favor de discursos (menos aún, de acciones) racistas o clasistas, pero las hogueras fanáticas que se levantaron para condenar a los Pumas me parecieron horrible”.
Equivocarnos duele, nos genera angustia y muchas veces enojo. Pero el error, casi siempre, permite algo maravilloso que es la posibilidad de reponernos y si se pudiera, enmendarlo. Ni hablar si llegamos a aprender algo de ese error. Cartón lleno. 
Con el asunto de los tuits de los rugbiers me queda la sensación de que una vez más se empieza a perder el foco y la posibilidad de cambiar algo en el aspecto formativo de un deporte practicado por miles de pibes en nuestro país y particularmente en nuestra ciudad y que en los últimos tiempos se fue cargando de prejuicios, justificados o no.
Me queda la sensación de que Matera perdió la posibilidad de pedir disculpas públicas pero sin condicionantes (“En ese momento no imaginaba en quién me iba a convertir”).  La Unión Argentina de Rugby (UAR) se sacó rápido de encima el problema, sancionó y cuando los clubes y algunos referentes de la disciplina se le revelaron dio marchas atrás. Una actitud poco clara que deja mensajes al menos confusos. 
Más allá del año pandémico, es poco lo que el mundo del rugby parece haber intentado-aprehendido después del fatídico asesinato de Fernando Báez Sosa que conmovió al país a principios de este año.
Es un buen momento para abandonar las demagogias y los intereses, generar conciencia, actuar en consecuencia y reconocer que es mucho el trabajo que habrá que hacer. Porque lo errores no siempre dan segundas o terceras oportunidades.   
 

3
1
27%
Satisfacción
9%
Esperanza
45%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
18%
Indiferencia

Comentarios