VILLA BUIDE

Tiene 7 años y donó su pelo para hacer pelucas para chicos con cáncer

Desde su nacimiento, jamás se había cortado el cabello. Esta vez determinó que lo haría por una buena causa. Conoció chicos en tratamiento y quiso colaborar.
viernes, 31 de enero de 2020 · 00:00

Una experiencia personal la puso cara a cara con la dura realidad de los chicos que atraviesan tratamientos de quimioterapia. Desde entonces, Jamaica Jana Godoy de 7 años, vecina del barrio Villa Buide, se fijó un propósito del que nadie, ni sus padres, pudieron moverla: donar su larga cabellera para la confección de pelucas para niños con cáncer.
Sensible, responsable y una gran lectora, así define Pamela a su hija Jana, como la llaman todos, que el último miércoles pasó por la peluquería por primera vez en su vida. “Desde que nació jamás se cortó el pelo, su papá no me dejó ni pelarla, así que fue chocante cuando le dijo que quería donar el pelo, pero de a poco él la empezó a escuchar, porque estaba muy decidida”, relató la mamá en diálogo con El Diario.
Así fue como sus padres se pusieron en contacto en primera instancia con la familia de una nena con síndrome de Down, que además tiene una patología en la sangre que derivó en la pérdida de su cabello. Sin embargo, la donación no fue posible dado que, como explicó Pamela, “la nena no toleraba las pelucas”.
Ante esta imposibilidad, su mamá recorrió peluquerías que pudieran orientarla en su búsqueda, pero éstas, aseguró: “Querían comprar el pelo y mi hija no quería venderlo, quería donarlo”.
Esta situación no desalentó a Jana, que continuó insistiendo con aquella idea que comenzó a gestarse cuando, a causa de un lunar, tuvo que tratarse en el hospital Garrahan y conoció chicos que estaban atravesando tratamiento de quimioterapia. “Ella nunca nos preguntó nada, pero volvió con esa idea”, recordó su mamá y añadió que “es muy sensible, no puede ver a alguien llorar porque ella también llora”.

Ejemplo
Finalmente, tras una ardua búsqueda la familia dio con un matrimonio del municipio de San Martín, que actuó como intermediario con una fábrica de pelucas para niños con cáncer. El miércoles se concretó la visita y el esperado corte de pelo en la niña que hasta entonces jugaba a ser Rapunzel, la princesa de la trenza interminable.
Esperanzada en que la iniciativa de Jana sea inspiradora para otros chicos, Pamela, que fue testigo orgullosa el cambio de look de su hija, manifestó: “Tengo una prima que a partir de esto se cortó el pelo y lo guardó, y la nena de otra prima también”, para agregar que “estoy muy emocionada con lo que hizo Jana y ojalá que motive a otros chicos a hacer lo mismo”.
Con el pelo por el hombro, la nena se prepara para iniciar su segundo grado en la Escuela Nº1 y con alegría repite una y otra vez la historia de su corte de pelo a quienes la rodean: “se lo cuenta a todo el mundo, está feliz y me dijo que se lo quiere dejar crecer para volver a hacer lo mismo”. 

“Se lo cuenta a todo el mundo, está feliz y me dijo que se lo quiere dejar crecer para volver a hacer lo mismo”. PAMELA, MAMÁ DE JANA

27
28

Comentarios

31/1/2020 | 11:15
#1
Jana sos hermosa