PERSONAJE

El primer churrero de Gesell es pilarense

Desde 1979, Antonio Espasa no faltó a ninguna temporada. Un arte entre la venta de churros y nuestra historia económica de las últimas cuatro décadas.

El primer churrero de Gesell es pilarense

CANASTA. Antonio camina 30 kilómetros al día. La docena: $250

Con 42 temporadas a cuestas, lo suyo bien podría considerarse un sacerdocio. Desde aquella primera experiencia en 1979 con apenas 20 años y la colimba recién terminada, el verano para Antonio Espasa es sinónimo de caminata, canasta y churros. 
“Soy el primer churrero de Villa Gesell”, afirmó con orgullo el vendedor pilarense dueño de una memoria prodigiosa que le permite recordar fechas, datos y anécdotas, incluso de aquellos años en los que los churros perdían la batalla frente a las manzanas acarameladas, los barquillos, los pirulines y el café. 
Puesto a descifrar el secreto del éxito del maridaje de churros y playa, teniendo en cuenta que el furor por ese panificado no suele replicarse luego, durante el año, en la ciudad, Antonio manifestó: “es algo que se fue instalando a través del tiempo, fue cambiando la tradición”.
“Se impuso el mate y explotó la venta de churros que hoy es superior a la de cualquier otro producto”, aseveró el hombre que hoy comparte la tarea con alrededor de 200 colegas en esa popular playa de la Costa.

Termómetro 
Sociólogo de oficio, Antonio analiza la dinámica de la temporada con el “índice churro” y asegura que en lo que va de enero, “estoy vendiendo un 10% más que el año pasado”. Si de precios se trata, en 2020 una docena cuesta 250 pesos y la media 130 pesos, casi un 50% más que el año pasado, cuando las 12 unidades se vendían a 180 pesos. 
En cuanto al volumen de turistas, advirtió que el incremento respecto al 2019 es notable. “Hay mucha gente del interior, en febrero llegan más de Capital”, señaló.
No obstante, nada se compara con el esplendor del verano de 1984 con una reestrenada democracia que hizo de aquella temporada la mejor de la que él tenga recuerdo. 
“Había clima festivo, de libertad, se veía en la cara de la gente y también económicamente estaba la esperanza de que todo iba a estar mucho mejor”, rememoró Antonio que ubicó al 2002 en la contracara de esa postal: “no había ánimo ni plata, por el corralito”. 

Vocación 
Antes de que los primeros románticos se acerquen a la playa a ver el amanecer, Antonio ya recorre las calles de Gesell a la pesca de jóvenes, “de bajón”, a la salida de los boliches. 
Su jornada arranca a las 4 AM, continúa por los barrios a la mañana y después de la siesta obligada, sigue en la playa hasta que baja el sol. En su cálculo, estima que son entre 25 y 30 kilómetros los que camina de lunes a lunes sin quejarse: “yo siento mucho placer en lo que hago, atiendo a la tercera generación de muchas familias y lo que más me gusta es la distensión del cliente, a diferencia de Buenos Aires, acá no corre y siempre está de buen humor”. 
Hoy, en su caminata playera comparte el mercado con vendedores de helados, gaseosas, choclos, ensalada de frutas y pochoclos, que -anticipa Antonio- “están volviendo”. 
Sin embargo, todos están lejos de destronar a los churros: “hasta las mujeres que se cuidan la silueta no se pueden resistir a comer uno”. 
 


Temporadas
La mejor: 1984 “Había clima festivo, de libertad”. 
La peor: 2002, “no había ánimo ni plata”.
La inolvidable: 2014. “Un rayo mató a tres jóvenes en la playa, fue muy triste para todos”. 

51
10
Comentarios Libres
  1. grafico
    Ricardo Alberto Schneider | 17/01/2020 | 14:35
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #3
    grafico
  2. Creo que nos cruzamos infinidad de veces,para nuestra familia Villa Gesell es nuestro segundo hogar desde el año 1977 a la fecha somos habitues de la villa.Nuestra parada es balneario La Luna Roja en la zona norte,por la noche la caminata por la peatonal en la Avda 3,paseo de los artesanos patio Español .Son casi 50 años de visitar Gesell,o como dice una publicidad Geselina si estas en Cachavacha no olvides de visitar Villa Gesell.Somos cuatro generaciones que todos los veranos estamos presentes nosotros,nuestros hijos nuestros nietos y una bisnieta.
  3. grafico
    PatoB | 17/01/2020 | 12:21
    Responder (1)
    Pos. (3) Neg. (-2)
    #2
    grafico
  4. QUE NOTICIA !!!!!