Para chicos y grandes

Salas de escape: cuando la diversión es desafiar el ingenio

En Pilar hay opciones en Torres del Sol y en Village. El reto está en poder abandonar la habitación en 60 minutos descifrando enigmas.
jueves, 16 de enero de 2020 · 00:00

Una habitación cerrada, un grupo de personas que intentan escapar antes de que sea tarde, para ello deberán resolver un enigma que ponga a prueba su pensamiento lógico y su ingenio.
Originarios de Japón, los juegos de escape hicieron pie en Pilar durante el 2019. Causan furor entre los adolescentes y también en el mundo corporativo, que encuentra en ellos una vía distendida para evaluar capacidades individuales y trabajo en equipo.
Fue en marzo del año pasado cuando abrió sus puertas en el shopping Torres del Sol el espacio Escape Room, que hoy recibe a 300 personas por semana.
“El atractivo lo genera lo inesperado, el desafío de ir descubriendo acertijos usando la lógica”, afirmó Norberto, puesto a explicar el éxito de su emprendimiento, que cuenta con otras tres franquicias.
En la actualidad. Escape Room está integrado por cinco salas: El laboratorio del Dr. Boeiro, El refugio de la montaña, Welcome to Las Vegas, White World y ¡Socorro! Quinto año.
Los participantes organizados en grupos de 2 a 8 personas eligen una de las habitaciones, de donde deberán escapar en 60 minutos, utilizando pistas, palancas, botones ocultos y descifrando acertijos.
En un mundo atravesado por las pantallas, conseguir que grandes y chicos se encierren durante una hora a destrabar enigmas sin más recursos que su propio ingenio, supone también un desafío para la industria del entretenimiento.
Hasta el momento, las salas de escape parecen haber superado la prueba, teniendo en cuenta que son furor en preadolescentes -que encuentran en ellas un lugar donde concretar sus primeras salidas independientes-, y también en familias con hijos pequeños. Cabe aclarar que los menores de 11 años deben ingresar con sus padres.
Al mismo tiempo, también se convirtieron en una opción para el mundo empresarial, entendiendo que este tipo de vivencias lúdicas y distendidas son útiles para observar las capacidades resolutivas de los empleados.

Tecno y miedo
Con una impronta de terror, en octubre pasado, abrió Club del Escape en el complejo Village que hoy ofrece cuatro salas: Casa embrujada, Sherlock Holmes, Juego del Miedo y está proyectada la apertura de la habitación Lost, del estilo de la popular serie.
“Tenemos mucha tecnología y muy buena ambientación”, afirmó Felipe Airaudo, propietario del lugar, para agregar que las salas cuentan con dispositivos láser, sensores y circuitos eléctricos. A su vez, algunas de las salas cuentan con la incorporación de un actor para dotar de realismo la experiencia. “Es un éxito, todos se van contentos, genera tal satisfacción que no es necesario entregar un premio al equipo que gana”, agregó el dueño. 

 

Entradas 
La entrada en ambos emprendimientos cuesta 550 por persona cuando se trata de dos participantes, 500 cuando la reserva es para tres y 450 para grupos de cuatro a ocho integrantes.

Comentarios