DESPUÉS DE UNA LARGA ESPERA

El joven del milagro fue operado con éxito

Alan Muñoz recibió un cardiodesfibrilador automático implantable (CPI). En 2013 estuvo muerto 42 minutos mientras jugaba al fútbol.

El joven del milagro fue operado con éxito

LA LUCHA. La operación de Alan duró casi cuatro horas.

Luego de varios meses de espera, en la mañana de ayer fue operado Alan Muñoz, joven que en 2013 fue milagrosamente reanimado luego de estar 42 minutos sin signos vitales. En la cirugía se le implantó un cardiodesfibrilador automático implantable (CPI), dispositivo que necesitaba para poder retomar su vida.
Fue su abuela Edit la que se encargó de dar la noticia ayer a la tarde, indicando que el procedimiento “duró entre 3 horas y media y 4 horas, fue a corazón abierto pero gracias a Dios todo salió bien”.
Además, agregó que su nieto “está estable, así que esperemos que todo siga bien. La operación es la definitiva, la de ponerle el aparato que tenían que ponerle, y después si Dios quiere, a casa”. Y añadió: “Les agradezco muchísimo a todos los que han orado por él”.

Historia
El 13 de marzo de 2013, Alan Muñoz sufrió una muerte súbita mientras jugaba al fútbol con sus amigos, en una canchita de la calle Zeballos. Llegó a permanecer 42 minutos sin signos vitales, pero una médica del Sanguinetti (Rosana Beláustegui) no bajó los brazos cuando las tareas de reanimación parecían en vano. Finalmente, su corazón volvió a responder, pero su salud quedó afectada.
En los últimos tiempos, fueron la abuela y hermanas de Alan las que se pusieron al frente del pedido del CPI, golpeando puertas de políticos y llamando a cuanto medio de comunicación se presentara para lograr lo que hoy se llevó a cabo: la implantación del CPI.
Finalmente, a mediados de julio y luego de una espera de más de 100 días en el Hospital Sanguinetti, el ministro de Salud de la Provincia, Andrés Scarsi, se comunicó con Edit Muñoz para asegurarle que la ayuda para su nieto llegaría. 

“La operación es la definitiva, la de ponerle el aparato que tenían que ponerle, y después si Dios quiere, a casa”. EDIT, ABUELA DE ALAN.

14
0
Comentarios Libres