Regino Osés, el vasco con vida de prócer local

Se cumple hoy un nuevo aniversario de su muerte. Como pocos, ayudó al crecimiento de Pilar, sin ocupar jamás un puesto político.

Regino Osés, el vasco con vida de prócer local

Se cumple hoy un nuevo aniversario de la muerte de Regino Osés, fallecido el 8 de abril de 2012, a los 98 años, luego de una vida de novela.

Nacido en Navarra, España, el 11 de febrero de 1914, vivió hasta su juventud junto a sus padres y sus once hermanos. Por sus ideas contrarias al régimen de Francisco Franco, Osés pasó seis años en la cárcel. Tras casarse y tener una hija, Regino sufrió persecuciones, y así fue como a los 30 años decidió radicarse en Francia, para llegar a la Argentina (más precisamente a Pilar) luego de cumplir los 32.

En la ciudad fundó el mítico bar “La Alhambra” (Rivadavia y Lorenzo López), y luego de unos años decidió venderlo. Así comenzó la sucesión de obras para la comunidad, vitales para el crecimiento de aquel “pueblecito”: por ejemplo, la creación del colegio secundario oficial Tratado del Pilar, la llegada al distrito del Banco Nación y la construcción del edificio de Bomberos Voluntarios, institución que presidió durante 30 años.

Además, tuvo un papel de relevancia en la llegada del Parque Industrial, ya que fue él quien le recomendó al empresario Meyer Oks la elección de ese predio para que el hombre pudiera concretar su ambicioso proyecto.

Hasta sus últimos días, Regino Osés vivió donde siempre, en la calle Belgrano, bien cerca de la plaza céntrica. El hombre que conocía cada rincón del Partido repartía su tiempo entre su hija, la lectura y la escritura de poemas. En su honor, el edificio de Bomberos Voluntarios (Tucumán e Ituzaingó) lleva su nombre.

5
0

Valorar esta noticia

100% Satisfacción
0% Esperanza
0% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios Libres