Se sometió a varias operaciones

El joven del milagro regresó a su casa tras 6 meses de internación

Alan Muñoz, de 24 años, pudo reunirse con su familia. “La vida volvió a completarse”, contó su abuela Edit.

El joven del milagro regresó a su casa  tras 6 meses de internación

RECIBIMIENTO CON MATE Y TORTA. Lourdes Filgueira (Frente de Todos), Alan y su abuela Edit.

En mayo de este año, la vida de Alan Muñoz, el joven de 24 años que en 2013 llegó a estar 40 minutos sin signos vitales, volvió a estar en riesgo. Sin embargo, tras más de seis meses de internación, ayer regresó a su casa del barrio San Jorge, en donde se reencontró con su abuela.
Fue el viernes por la mañana que lo trajeron desde el Hospital Juan de Dios, en La Plata, donde lo sometieron a diversas operaciones luego de una complicación con el cardiodesfibrilador automático implantable (CPI) que lleva en su cuerpo desde marzo del 2013 cuando estuvo declarado médicamente sin vida por 40 minutos.
A pesar de que el CPI lo mantenía con vida, en mayo de este año el aparato, después de ser recolocado, comenzó a ser despedido, abriendo espacio en su pecho y poniendo en grave peligro su vida.
Fue tras una gestión del candidato a intendente Federico Achával, que Edit, la abuela del joven, consiguió que lo trasladaran al hospital platense, donde lo sometieron a varias operaciones para salvarle la vida.
Finalmente, el viernes fue el día más esperado, porque tras seis meses y 3 días de internación, Alan pudo reunirse con su familia.
El encuentro tuvo lugar en la mañana, y contó con todos los ingredientes, desde un pasacalles hasta una torta de bienvenida. En diálogo con El Diario, Edit contó: “Fue un momento muy lindo y esperado. Aunque no podía recibir a mucha gente, se estaba volviendo loco por el mate así que estuvimos junto a cuatro de sus hermanas, Lourdes (Filgueira, primera candidata a concejal del Frente de Todos), y los tíos que vinieron a la tarde, además de otras personas que también fueron fundamentales en la gestión para que a Alan lo operen”.
“Le hicieron un montón de operaciones pero gracias a Dios está muy bien. Tengo que destacar la atención de médicos, enfermeras, gente de limpieza y de seguridad, tanto del Hospital de Pilar como en La Plata. Su vuelta para mí es una alegría que no puedo explicar, la vida volvió a completarse, a ser como era antes”, concluyó la abuela de Alan. 

Comentarios Libres