EN LA ALDEA

El rock del filósofo

Darío Sztajnszrajber llegará a Pilar con un espectáculo que combina filosofía con clásicos del rock nacional. Pide “levantar la cabeza para ver desde otra perspectiva”.

El rock del filósofo

Platón dialoga con Spinetta, Charly García, Fito Páez, Divididos, los Redonditos de Ricota y Soda Stereo. Filosofía y rock se conjugan en el espectáculo de Darío Sztajnszrajber, que llegará a Pilar el próximo sábado a las 20, en el complejo La Aldea (kilómetro 44 de Panamericana).
De gira por el sur del país, el filósofo dialogó con Materia Prima (FM Plaza 92.1) sobre el evento y su satisfacción por viajar “llevando la filosofía desde un lugar más artístico”.
En estos tiempos, suele llamar la atención que la filosofía salga de los claustros y se popularice, pero el propio Sztajnszrajber recuerda que hace siglos “fue al revés. Hubo un momento en el que la filosofía se enclaustró, pero en Grecia se hacía en la calle. Nace en el mercado, lugar de intercambio de costumbres. Era un punto de encuentro, nace de las preguntas que te hacés y te acompañan: levantar la cabeza para ver desde otra perspectiva, eso está siempre en las personas, pero en algún momento la filosofía se fue volviendo algo institucional, como la escuela”.
Por eso, se preguntó: “¿Cómo la filosofía no va a tener una connotación artística, si te hace preguntar por las estructuras de tu existencia? Queremos recuperar eso”.
En este sentido, puso como ejemplo “Mentira la verdad”, el ciclo televisivo que lo llevó a las pantallas. “Para mí fue determinante. En Bogotá me pararon chicos por la calle porque me habían visto en la tele... Logró llegar a todos lados, eso fue el inicio de esta explosión de la filosofía, por lo menos en lo que a mí me respecta”.

Diálogos
Congeniar textos filosóficos con canciones fue la tarea que Darío se propuso hacer, inspirado en la llegada que había tenido el programa de TV antes mencionado. “Así como en la tele encontramos un socio, traduciendo la filosofía a un lenguaje reconocible en ‘Mentira la verdad’, del mismo modo nos pasó que cuando salimos a hacer filosofía de un modo más teatral. Notamos sobre el rock nacional de los ’70 y ’80 que uno se reconoce en la propuesta estética de estos grupos y autores. Tiene que ver con nuestra historia”.
Y agrega: “De los grandes filósofos me siento el novio (risas) y con los músicos me pasa lo mismo, ya sean Spinetta, Mollo, Charly, Cerati, Fito... Esas canciones pueden dialogar con muchas de las búsquedas filosóficas que venimos planteando”.
Por eso, Sztajnszrajber asegura que “cuando Cerati dice ‘estar así despierto es un delirio de condenados’, puede relacionarse con algo de Nietzsche. Ese delirio de condenados es la filosofía”.
A lo largo de dos horas, el docente y conductor habla, pregunta, se pregunta, utilizando como disparador la alegoría de la caverna, de Platón. A él lo acompaña la banda en vivo. “Tiene mucha interacción con el público –anticipó-. Hay tres momentos en los que bajo a la platea a dialogar”.
De esta manera, la propuesta del show es cómo esas canciones clásicas se resignifican al dialogar con la filosofía, y esta, a su vez, “al ser invadida por la música se vuelve más pasional y no tan mental o distante”. 


El dato
Las entradas son limitadas y se consiguen escribiendo a info@laaldea.com.ar, o llamando al (113) 329-5910.

“Cuando Cerati dice ‘estar así despierto es un delirio de condenados’, puede relacionarse 
con algo de Nietzsche”.

9
0
Comentarios Libres