Correo de lectores

21 de noviembre de 2015 - 00:00

Día de la Enfermera (foto)


Sr. Director:
Dedicación, entrega, paciencia, virtud, voluntad, bronca y un gran amor por lo que hacen, define el perfil de una enfermera/o, que siempre está dispuesta/o a ayudar y brindarlo todo. Porque le dan una mano a la vida.
Cuántas veces habrán sufrido y llorado (a escondidas) por aquel niño que fue imposible salvar, cuántas veces discutieron y pelearon por una causa injusta, pero cuántas veces han sentido alegría por ver y lograr salvar una vida.
Solo ellas o ellos saben lo que se vive y se siente, solo ellos ven y viven la desesperación y el sufrimiento de aquel padre, madre, amigo, etc., que esperan impacientes en la guardia
un aliento positivo de un ser querido que está caído. Ustedes son la parte motora esencial dentro de un hospital, están al contacto de todo y es por eso que se merecen lo 
mejor, fueron elegidos para esto. El destino y las circunstancias así quisieron, es por esto que nadie debe olvidarlos en este día. Se los dice alguien que también está con todo esto y hablo también por todos los seres queridos que tienen una madre, tía, tío, hermano, amigo, esposo, esposa, dedicado a esta tarea de servicio, de ser enfermero o enfermera. 
Porque viven las cosas buenas y malas que pasamos día a día y comprenden nuestra vocación de total sacrificio y entrega. Feliz día enfermeras, enfermeros.

Báez María Carmen.

Hay que tener memoria

Sr. Director:
En 1983 celebramos el regreso de la democracia con  Ricardo Alfonsín, comenzaba un camino de armar un país próspero y tener las oportunidades que el mundo nos podía presentar. Comenzó con una inflación del 191% anual, tuvo un gobierno duro con muchos paros gremiales donde los sindicalistas eran jefes militares, sufrió acuartelamientos y amenazas para derrocarlo y antes de cumplir su mandato renuncia (pacto de Olivos Alfonsín-Menem). La inflación se disparó al 470 % anual el último año de mandato, se incluyó el plan social llamado P.A.N (Programa Alimenticio Nacional).
Y llegaron los 90, durante los primeros años las cosas se encaminaron bastante bien, bajaron la inflación, en 1992 cambiamos el Austral por el Peso, un peso equivalía a 10.000 australes. Se implementa la convertibilidad y nos creímos estar en el primer mundo porque 1$ era 1 U$D.
Los primeros años lo sostuvimos a cambio de vender todo lo que pertenecía a todos los argentinos, YPF, Aerolíneas, Ferrocarriles Argentinos, Gas del Estado, SEGBA. Después una mega devaluación nos dejó en Pampa y la vía, y la inflación subió al 71% anual. Apareció el trueque que lo hacía la gente para poder comer, uno cambiaba una remera por harina o huevos. No teníamos ni un peso y aparecieron las cuasi monedas (Lecops, Patacones), cerraron fábricas y con ello subió la desocupación al 19%, y entonces nosotros, el pueblo, pedía un cambio, y el cambio llegó y nos trajo a don Fernando de la Rúa, con una alianza que duró muy poco y dejó un país en llamas con saqueos, muertos en la plaza de todos y se fue en un helicóptero.
Después pasaron en tres días cuatro presidentes, siguió creciendo la inflación y no parábamos de tomar deuda con los mercados internacionales pagando intereses irrisorios. Después vino Néstor y llegó al Gobierno con el 22% de los votos ya que Carlos Menem se bajó del ballotage. Agarró un país totalmente desunido, sumido en la pobreza, con falta de trabajo, con fábricas cerradas. Y él se plantó ante las potencias económicas mundiales y les dijo no a los préstamos y seguir hundiendo y maltratando al pueblo argentino con sus intereses impagables y empezó a unir a los argentinos. Abrieron fábricas, empezó con una revolución industrial argentina, cerró importaciones y comenzó a levantarse nuestra Argentina. Después llegó Cristina y continuó con la gestión anterior y seguimos mejorando.
Si mal no recuerdo, antes los jubilados cobraban $150, los que no tenían nada de aportes no se podían jubilar, hoy sin aportes tienen una jubilación, hoy tienen dos aumentos al año, antes te enfermabas y morías sin recibir un remedio, hoy lo recibís gratis, hay planes sociales mal o bien distribuidos pero es un ingreso, tenemos un país estable donde uno puede comprar cosas hechas en nuestro país, generando empleo en Argentina para argentinos.
Todos se quejan de la inflación, un 25%, pero sus haberes también crecieron y en todos estos años pudieron adquirir bienes. Hoy queremos otro cambio y cuando pregunto qué quieren cambiar nadie me responde qué es lo que quieren cambiar, solo dicen votemos a Mauricio. Y yo me digo, qué lástima volver a la época del 90, porque todo lo que me propone Mauricio ya lo escuché de la voz de Carlos Menem, y compré, y no me interesa volver a ver más pobres, perder las empresas estatalizadas otra vez, y ni pensar en comprar importado porque hayan cerrado la fábrica local.
Es por eso que le pido a cada uno de ustedes, argentinos, no tiremos todo lo bueno que se hizo en estos 13 años por estar en desacuerdo con una presidente, solo apoyemos a quien sabe cómo seguir haciendo crecer a este hermoso país.

Héctor Carlos Griffiths, DNI 21.532.885
 

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar