Un espíritu aventurero que en México encontró las pasarelas

Macarena Estecha Milossevich viajó en 2012 para combatir la rutina. Casi por azar entró al universo de la moda. Así comenzó una carrera gráfica y hasta TV.
 
domingo, 17 de agosto de 2014 · 00:00


por Alejandro Lafourcade
a.lafourcade@pilaradiario.com


Algunos hechos son producto de aquello que buscamos, otros de lo que nos encontramos sin esperarlo: un poco de cada uno de ellos fueron marcando la carrera de Macarena Estecha Milossevich, pilarense de 23 años que se hizo un lugar en el mundo del modelaje, forjando un presente exitoso en México.
Llegó al país del norte en marzo de 2012, con dudas y certezas: “En ese entonces estaba de novia y ambos teníamos la idea de viajar juntos, recorrer y conocer muchos países. No teníamos idea de cómo, ni con qué plata, pero habíamos escuchado hablar de Playa del Carmen como un lugar paradisíaco”.
Macarena reconoció que en ese momento “estaba un poco aburrida de mi vida, no sabía qué estudiar… No estaba contenta, me aburría pensar que podía pasar así muchos años, y por eso tomé la decisión de irme del país para probar algo nuevo”.

En pose
Al poco tiempo de llegar, el destino se cruzó con ella mientras estaba sentada en la vereda del hostel: “Se me acercó una chica, preguntándome si estaba interesada en trabajar para una marca como imagen, en una fiesta electrónica que se llama BPM Festival. Me pareció medio raro que de la nada me ofreciera trabajo, entonces rechacé la oferta. Pasaron dos días y la chica volvió a buscarme, nos quedamos hablando y me contó que tenía una agencia de modelos”. Así comenzó su carrera.
En dicha agencia trabajó un año, en diferentes proyectos, hasta que se mudó al  Distrito Federal, siendo contratada por otra agencia de Guadalajara. Hoy, su CV incluye producciones gráficas, catálogos e incluso algunos comerciales de televisión.
Eso sí: como no puede con su espíritu inquieto, “trato de que los días no se vuelvan tan comunes. Me organizo para hacer castings y entrevistas, a la tarde tomo mates con mis amigas en algún parque, si tengo tiempo voy al gimnasio y vuelvo a mi casa, hablando con mi familia y amigos”.
Precisamente, la egresada del Verbo Divino señaló que “son un gran motor para seguir haciendo lo que hago. Estoy muy orgullosa de lo que cada uno eligió para su vida, no hay nada más lindo que ir de visita a Argentina y saber que están ahí, abrazarlos y saber que no cambió nada”.

Saudades

Cuando se apagan los flashes, Macarena reconoce que “extraño a mi familia, mucho... Los llevo conmigo siempre, en todo momento, son como una luz que está lejos pero siempre prendida. Uno aprende a valorar esas pequeñas cosas, que da por sentado cuando se tienen. Un abrazo, un consejo de mamá, un almuerzo con todos…”.
No obstante, indicó que “no creo que existan contras o defectos sobre vivir en algún lugar específico, está todo en cómo uno se lo toma. Sí hay momentos un poco más difíciles que otros, no todo es la alegría de las fotos, pero creo que uno elige dónde está. Debo admitir que puede ser algo en contra el no tener yerba, o carne como la gente (risas). ¡Y no existen los alfajores! Pero estoy donde quiero estar, viviendo lo que quiero vivir”.


La travesía

Con sus ahorros, Macarena Estecha acaba de comprar una camioneta con la que cumplirá un viejo anhelo: viajar hasta nuestro país. “Desde que empecé a trabajar con la agencia de modelos, tuve la suerte de conocer muchos lugares por México, ahí me di cuenta que eso es algo que me gusta y que quiero en mi vida: viajar, conocer, aprender de otras culturas, y me puse como meta comprarme una van para recorrer desde México hasta Argentina, pasando por todos los países”.
La joven modelo agregó que “tengo planes y sueños nuevos que quiero cumplir, mi proyecto ‘De México a Argentina en van’ es a lo que le estoy poniendo energía ahora, así que por un tiempo largo no creo estar de visita por allá. Me voy a tomar mi tiempo, porque nadie me apura a vivir”. Además, durante la travesía irá registrando sus vivencias en un diario de viaje, así como fotografiando y filmando para dejar testimonio de un recorrido que no muchos se animan a hacer.

Comentarios