Para Fénix la caída no termina

Perdió 1-0 con El Porvenir. La visita golpeó de entrada y después aguantó la diferencia. En el 2º tiempo, el Albinegro mejoró y tuvo chances, pero falló. Depende de otros resultados para seguir en el Reducido.
 
domingo, 28 de abril de 2013 · 00:00

La caída de Fénix parece no tener fin. Ni los jugadores, ni el cuerpo técnico, ni los propios hinchas encuentran la razón de esta tempestad en la que entró el equipo de Pilar.

La mala racha que lo acompaña desde hace 10 fechas, en donde apenas cosechó 5 de los últimos 30 puntos, es evidente y pone en peligro su clasificación al Reducido por el segundo ascenso con 5 partidos para el final de la temporada.

Ayer y bajo una lluvia intensa, sufrió su segunda derrota (3 consecutivas) como local. Esta vez fue con El Porvenir, equipo que está último en los promedios y que lucha por permanecer. Fue 1-0 con gol de Mariano Romero a los 10 minutos del primer tiempo.

El Albinegro tuvo 80 minutos para revertir la situación, pero nuevamente los nervios y la mala suerte en la puntería contra el arco rival lo dejó con las manos vacías.

Lo cierto es que Fénix depende de su propio futuro para salir de este pozo que hasta el momento lo tiene 4º en las posiciones con 51 puntos y al borde de quedar afuera del Reducido, porque dependerá del resultado de Sacachispas y Midland para seguir con vida en la lucha por el 2º ascenso.

 

Golpeó de movida

El Porvenir aprovechó la siesta con la que salió al campo Fénix. Recién empezaba a gotear y pese a ello la visita era más aprovechando los desaciertos defensivos del local. Tal es así que a los 50 segundos, Matías Italiani reventó el palo derecho de un Mariano Mittelman que nada podía hacer.

La visita era más, porque presionaba en el medio, dominaba la pelota y siendo práctica se puso arriba del marcador. Un centro pasado, Mariano Romero mete el cabezazo bombeado contra el palo izquierdo de un Mittelman que se sorprendió a los 10 minutos cuando la bocha dio en el caño y el arquero la sacó de adentro. El primer asistente Federico Pomi convalidó el gol y todo cuesta arriba se le hizo a Fénix.

Cierto es que después del gol, Diego Ferreyra tuvo dos chances claras frente al arco para aumentar y en ambas estaba solo. En la primera remató muy desviado y en la siguiente pifió en el cara a cara con el Mono.

Fénix era puro nervio y solo con remates de media distancia complicaba a Manuel Peralta. A los 36’ un bombazo de Esteban Pipino que exigió al arquero a meterla al córner y luego, a los 43’, un cabezazo forzado de Maximiliano Cóceres que Manuel Peralta sacó al córner.

Ya en el complemento, el equipo de Pilar mostró otra actitud. Y de entrada sometió a un Porvenir que aguantaba y jugaba de contra, con Gustavo Pastor en cancha, que con su velocidad complicaba.

Fénix tuvo un cabezazo forzado de Gonzalo Gil que encontró bien parado al arquero y en respuesta, Mittelman le sacó el segundo a Gustavo Fernández.

A partir de los 12’, Fénix empezó a hacer méritos para alcanzar el empate como la chance que tuvo Daniel González, que tras dejar en el camino a varios rivales, llegó sin fuerzas ante Manuel Peralta. El arquero se lució al taparle el gol.

Y también lo tuvo Hugo Silva, con un remate combado que salió al lado del ángulo superior izquierdo. El Porve ya aguantaba el partido. Ordenado sin complicarse y buscando con pelotazos sorprender al local de contra.

A los 32’, se lo perdió Lionel Fonzalida, que metió un cabezazo en soledad que se escapó al lado del poste izquierdo. Y a los 34’, una media vuelta de Gil encontró bien parado a Peralta.

Pero los méritos no bastaron y el Albinegro volvió a quedarse con las manos vacías.

 

Comentarios