Rossi: “por fin pudimos concretar”

El Misil habló en FM Plaza 92.1 tras su primera victoria del año y no dejó tema sin tocar. Opinó del  cuestionado reglamento del TC, de su duelo con Pechito López y contó sus sensaciones sobre el TN.
miércoles, 24 de abril de 2013 · 00:00

Matías Rossi saldó una deuda pendiente: ganó su primera carrera de la temporada luego de 5 fines de semana consecutivos en los que tuvo el protagonismo de siempre pero sin lograr resultados.

Ahora, tras su triunfo en la 2ª fecha del Súper TC 2000, el piloto de Del Viso se prepara para la próxima competencia del Turismo Carretera, en medio de la polémica sobre el reglamento y el bajo rendimiento de los Chevrolet.

“Nos juega en contra, por el momento. La realidad es que no tenemos potencial para correr a los Ford”, opinó el Misil, en una charla con el programa La liga Radio en la que no dejó tema sin tratar.

 

-Este triunfo cortó una racha de 5 carreras que no se dieron los resultados. ¿Llevás un balance general entre las tres categorías?

- Sí, sobre todo en el TN donde en las dos últimas carreras venía ganando y por un problema u otro, no pudimos terminar peleando bien arriba. Pero sí, hago balances y me tomo un poco más de tiempo, esperar hasta junio cuando se cumple la mitad del año para analizar. Miro para atrás y veo qué se hizo bien y qué se hizo mal para mejorar esos aspectos pensando en la segunda mitad del año que es donde se empieza a definir todo.

 

-¿Qué sensación te dejaron tus primeras carreras en TN? ¿Coincidís con Juan María Traverso en que es la categoría más difícil de manejar?

- No creo que sea así. Sí es una categoría que ha crecido mucho en los últimos años y se ha ganado su lugar, tiene muchos autos y está cada vez más competitiva. Yo me encontré con una categoría que tiene de todo un poco: hay equipos muy profesionales, pilotos desconocidos que son muy buenos y autos difíciles de manejar por la poca carga aerodinámica. Pero no más complicado que un TC o un TC 2000 porque el auto va más lento. El TN tiene menos potencia, menos carga y dobla más lento. Cuando el techo del auto es alto, exige más en velocidad. Y eso es lo que me encontré en el TN, pero para mí no es más complicado que un TC. Por suerte pude andar rápido de entrada, estamos contentos con el funcionamiento y solo falta redondear.

 

-Con respecto a las cargas aerodinámicas, ¿qué expectativas tenés para el ensayo que realizará el TC en Termas, sin alerones?

- No quiero hablar mucho sobre el tema porque es desconocido para todos. Realmente no tenemos información ni conocimiento sobre cómo funcionará el auto sin carga. Hay que mirar mucho para atrás para ver cuándo fue la última vez que el TC corrió sin alerones. Ahora es algo desconocido. El auto en el que yo debuté era muy parecido al actual. Aunque se evolucionó mucho desde 2003 al 2013, no es el cambio que hubo entre la década del 90 y el 2003, cuando debuté. Veremos qué pasa. No puedo decir mucho porque primero quiero manejar el auto y ver cómo responde.

 

-La próxima del TC es en Olavarría. Se habló mucho del reglamento y las cuestiones técnicas tras las últimas fechas, ¿vos cómo llegás?

- Llegamos bien, con un auto que viene siendo muy competitivo. Por supuesto, como usuario de Chevrolet, la diferencia reglamentaria nos juega en contra por el momento y uno tiene que tratar de andar bien pero midiéndose siempre con los Chevrolet. La realidad es que no tenemos un potencial para correr a los Ford. Hemos tenido una evolución importante en Mendoza, pero cometí un error y perdí la posibilidad de sumar buenos puntos. Ahora vamos a necesitar sumar bien en dos o tres carreras para consolidarnos entre los 12 que van al playoff.

 

“Venimos teniendo buenos años” 

-¿Qué hay de cierto en este duelo con Pechito López que se fogoneó tanto en los medios?

- Tenemos la suerte de venir teniendo buenos años los dos y nos encontramos muchas veces en pista peleando por los lugares de punta. Obviamente que hay situaciones en las que uno va corriendo al límite y cuando se pasa de esa línea se genera una pica con otro piloto, pero por la lucha misma. Nadie quiere perder y muchas veces los roces son ásperos. Pero, otras veces, no. La realidad es que con Pecho (López) nos conocemos desde muy chicos. Después él se fue a Europa, volvió hace unos años y desde entonces corrimos juntos en todas las categorías y están esos duelos. Es especial porque él es un piloto de elite, está siempre en los puestos de adelante. A veces los roces son inevitables y eso genera alguna situación. Tenemos una buena relación debajo del auto, pero somos muy competitivos los dos y a nadie le gusta perder.

 

Comentarios