Un fragmento de historia pilarense

El museo municipal conserva una colección de boletos de colectivos de los años 80. Fue donada por una vecina, que los reunió durante años. Un objeto que fue parte de la vida cotidiana y ya no existe.
 
sábado, 16 de marzo de 2013 · 00:00

El museo municipal Alcalde Lorenzo López de Pilar guarda objetos que hacen a la historia de este pueblo.

También están los que representan la tradición, al recuerdo de las botellas de leche de vidrio, el teléfono público, los fósforos de cera, los sifones de soda antiguos y así se multiplican los objetos que pertenecen a nuestra historia reciente, pero que se han perdido con el tiempo.

Así es como entre los elementos más contemporáneos que se pueden encontrar se encuentran los ya desaparecidos pero recordados boletos de colectivos. Algunas permanecen en actividad, mientras que otras se han ubicado en la memoria de aquellos días de colegio o del viaje al trabajo, por mencionar situaciones que vinculaba a colectivos que fueron parte de la vida de padres y abuelos.

“Vino una mujer con una caja llena de boletos y los donó a la biblioteca”, comentó a El Diario, María del Carmen Díaz, coordinadora del museo municipal.

Claro que esta historia tiene días y hasta años de constante recolección de boletos que dentro de esa caja estaban divididos por colores.

Esa mujer que llegó al museo para aportar un granito al ADN pilarense sobre estantes y vidrieras era Juana Mac Garry, quien creyó que el mejor destino para los papelitos de colores era el museo. “Cuando mi hija se fue de la casa me dijo que tirara todo, pero me daba lástima. La cajita esa iba de acá para allá”, indicó la mujer antes de encontrarle un sitio seguro a las reliquias de Patricia Fontana, la verdadera dueña de los boletos que fueron sumándose a la colección que se inició en 1976, cuando aún vivía en Chivilcoy.

“Empecé a juntarlos y los coleccionaba por colores. La verdad que en ese momento no sé por qué los juntaba”, señaló hasta con gracia Patricia, quien al momento de hablar con El Diario, apenas recordaba de los boletos que fueron testigos de su secundaria en Pilar, que cursó desde 1980 al mudarse a Pilar. Esas risas seguro eran cómplices de grandes recuerdos de sus épocas de colegio.

“Viajaba mucho en colectivo”, continuó la mujer que asegura que ya no usa colectivo en Pilar, salvo en las pocas ocasiones en las que viaja a Capital Federal.

Su pequeño tesoro que hoy se puede apreciar en el hall principal del museo consistía de cientos de boletos de las empresas de transporte La Isleña, La Central de Escobar, La Atlántida y de las recordadas San José y Cal-Cas.

En tiempos en los que se debate el boleto universitario y terciario en el distrito, en el museo municipal Alcalde Lorenzo López, junto con la muestra de los boletos antiguos, se detalla la historia del boleto de colectivo y de la lucha de los estudiantes de la universidad de La Plata que se hizo popular tras los violentos sucesos de la “Noche de los lápices” en 1976.

 

 

El dato

Las tarifas de los boletos que integran la colección van de los 300 a los 2.800 australes.

 

 

Comentarios