Derqui-Monterrey recuperó su juego y se llevó el clásico en Pilar

El Chavo Díaz apareció en el cierre para liquidar el partido. La Fusión volvió al triunfo por 95-91 y es líder solitario del Torneo Oficial. Atlético lo peleó con un Amaya (24 puntos) tremendo.
domingo, 3 de junio de 2012 · 00:00

Derqui-Monterrey recuperó parte de su juego y se quedó con el clásico sobre Atlético en un frenético 95-91 que llenó de básquet a un gimnasio de la calle Ituzaingó repleto.

La Fusión no contó con una de sus figuras decisivas, como Rubén Runke, y en el complemento casi no pudo utilizar a Patricio Tabarez (por acumulación de faltas), pero tiene tantas armas, que surgieron Alejandro Irigoyen y Luis Díaz para quedarse con el duelo pilarense.

Así se mantienen en solitario en lo más alto del Torneo Oficial 2012 de la Asociación de Básquet Zárate-Campana y ya dejaron atrás el dolor de dejar el invicto en Zárate el lunes pasado.

Para el Rancho, la evaluación final le da un más que aprobado. Sin tantas figuras, con Marcelo Weiter afuera en el tercer cuarto y plagado de juveniles, se vino a pura entrega hasta poner el juego a un doble de distancia (93-91).

Enorme mérito del conjunto de Marcelo Asturiano, que se fue derrotado en el tablero con el ánimo en alza para afrontar el cierre de la fase regular.

 

Áspero

El partido del viernes tuvo un gran clima de clásico y se jugó al límite (y más allá). Pero eso no privó de ver un juego entretenido y vibrante.

Derqui empezó destrabando el tablero con Hueso Irigoyen y una racha de otra calidad de Pato Tabarez. El Rancho no se intimidó y con el gran trabajo de Amaya quedaba en el primer cuarto a un doble (21-19).

En el segundo acto surgió la potencia y movimientos en la pintura de Weiter para que Atlético siga nivelando el marcador (33-33), más allá que Tabarez y Márquez hacían que los derquinos se fueran al entretiempo 43-41.

En el complemento, la Fusión se escapó a partir de un positivo ingreso de Nicolás Tabarez, que acomodándose como pivote, desajustó a la defensa pilarense. Después llegaron los triples de Pato Tabarez y Chavo Díaz para el 56-45 que amenazaba con la estampida multicolor.

Sin embargo, Atlético resurgió a puro coraje y liderado por el ímpetu del pequeño gran guerrero que es Damián Lombardi. Junto a Sánchez y Amaya construyeron una corrida de 11-0 que puso el 56 iguales.

Pero el tercer cuarto tuvo un desenlace que anticipaba el final. Weiter llegaba a la quinta falta y le complicaba el futuro al Rancho en la pintura, más allá que Derqui también tenía complicados a los dos Patos (Tabarez y Márquez).

Y contra la chicharra, apareció el verdugo de la Avenida. Díaz metió un triple impresionante casi desde mitad de cancha, llovido y que hizo explotar la red, a sus compañeros y a su hinchada.

Entraron 66-58 al último cuarto y otra vez Derqui tomó la posta. Irigoyen comandó la estampida para asociarse con Díaz y sacar una diferencia abultada (86-68).

Parecía final anticipado de la noche. Pero Atlético nunca renunció ni bajó los brazos.

Asturiano mandó a un equipo liviano (Lynn-Lombardi-Basterrica-Amaya) a presionar en todo el campo.

Y consiguió confundir a los derquinos. Entre varios recuperos y corridas, más algún bombazo, puso en juego al local.

Prodan necesitó devolver a la cancha a Pato Tabarez, pero el alero terminó cometiendo su 5º falta y luego una técnica.

Así, el Rancho tuvo la chance de acercarse y le sacó el jugo. Metió los libres y en la reposición para quedar 5. Y el envión, con un triple a la carrera de Lynn los puso a un doble (93-91) con 20 segundos de juego.

Cuando se venía la noche, tomó otra vez la posta Díaz. Con su habilidad superó la presión y aguantó hasta que le cometieron falta. Fue a la línea y anotó los dos para cerrar el juego.

 

 

Comentarios