Tribuna del lector: 25 de mayo: una juventud que debate y propone

por Tiago Klages*
viernes, 25 de mayo de 2012 · 00:00

Este 25 de mayo conmemoramos un nuevo aniversario de la Revolución de 1810. También recordamos la muerte de Jauretche, la Asunción de Cámpora y la de Néstor Kirchner. Pero voy a hacer referencia a este último aprovechando el debate que ocupa hoy a nuestra sociedad pilarense sobre el cambio de nombre de las calles, principalmente el de Rivadavia por el del expresidente.

¿Por qué no Rivadavia y por que sí Néstor Kirchner? Se preguntan algunos ¡¡¡Rivadavia es un prócer argentino!!! Pregonan otros, sin conocer la verdadera historia de este nefasto personaje.

Argentina, desde el 25 de mayo de 2003, sufre un cambio cultural que era necesario para empezar a conocer nuestra verdadera historia y no aquella nefasta y mentirosa escrita por Mitre para defender a las minorías y defenestrar al pueblo. Sin duda que sin la llegada de Néstor y la continuidad de Cristina la gran batalla cultural que libramos para romper las cadenas a las que fuimos atados como sociedad no sería posible.

No me voy extender en detallar la gestión de Néstor, nadie ha olvidado que antes que llegue al poder nos habían dejado a los argentinos comiendo de las bolsas de basura de la oligarquía. Y qué decir de Cristina, que hace escasos meses fue reelecta con el 54,11% de los votos, dato suficiente para callar a aquellos que se llenan la boca pidiéndole “legitimidad” a este gobierno.

He leído en estos días infinidades de opiniones, gente a favor, en contra e indiferente. Es lamentable que aquellos que se oponen no tengan un fundamento firme para hacerlo y sólo lo hagan con odio y desprecio a la figura del expresidente. Hay muchos que opinan que “hay cosas más importantes para hacer”.

Seguramente y nadie lo niega, lo dijo la misma Presidenta en su discurso de su primera asunción en diciembre de 2007: “La victoria no será plena hasta que sea abolida la pobreza de la patria”.

Pero no sólo la pobreza debe ser abolida para que la victoria sea plena, el cambio cultural tiene que ser amplio y profundo. Sabemos que en este camino vamos a encontrar muchas discrepancias hasta en nuestros compañeros. Es ahí donde debemos construir y no tirar todo a la basura porque el de al lado no piense parecido.

Hoy, la mayoría de las agrupaciones nos pusimos a militar en conjunto para llevar adelante proyectos en común, sin personalismos, sin querer ser más que nadie, sin egoísmos, sólo con la vocación, la firmeza y las convicciones de este proyecto nacional y popular.

“Cuando la juventud se pone en marcha la victoria es inevitable” nos decía Néstor. Acá está la juventud que desde 2003 volvió a creer en la política, se incorporó a ella y que hoy debate y propone. Los jóvenes le debemos mucho a Néstor y haremos todo lo posible para agradecerle a nuestro “padre político”, al “Perón de nuestra generación” al que nos enseñó a luchar con fe y patriotismo, sin odio ni rencores, a no dejar nuestras convicciones.

Desde la militancia tenemos la convicción que no podrá haber mejor homenaje para Néstor que poner su nombre en lugar de Rivadavia. Tal vez suene a una locura, lo mismo decían cuando Néstor hizo descolgar de la exESMA los cuadros de los genocidas.

Como militante, y siendo uno de los impulsores del proyecto del cambio de nombre de calles, espero y confío en que pronto podamos rendirle JUSTO homenaje a Néstor, la sociedad conservadora ya NO tiene lugar en estos tiempos y sin duda que debemos reconocer a muchos y grandes personajes de la historia.

“Cambio es el nombre del futuro” dijera Néstor. Allá apuntamos, allá caminamos desde hace 9 años y hacia allá se dirigirán nuestras próximas batallas. Al cambio, por una patria libre, justa y soberana.

Quiero terminar agradeciendo a El Diario por el espacio que nos dan, es de gran valor para los militantes que nos escuchen y nos permitan expresar ante la sociedad nuestra posición.

Como dijeran el día que se fue Néstor “Nunca menos”, como dijera Cristina en el acto del Día de la Bandera el año pasado “Vamos por todo”.

 

 

*Organización Peronismo Militante.

 

Comentarios