Los 10 mandamientos del campeón

martes, 15 de mayo de 2012 · 00:00

1-Dar siempre una mano 

El arco de Fénix estuvo excelentemente custodiado en la 2011/12. Héctor Santillán fue una garantía bajo los tres palos y cuando tuvo que dejar su lugar por lesión, apareció Mariano Mittelman en el mismo nivel y también fue figura. Una dupla que tuvo siempre una mano para darle al equipo.

 

2-No pasarás 

La defensa de Fénix a lo largo de la temporada brindó una seguridad extra y un respaldo al juego del equipo. Hubo líderes en gran nivel como Martín Zúccaro, pero todos los que entraron rindieron en la última línea.

 

3-Todos somos más 

El recambio en todo el equipo no sólo fue importante par sostener el nivel, sino que decisivo. Pipino y Puch, por ejemplo, aparecieron con goles para que la estructura nunca se resintiera.

 

4-Jugarás, jugarás y jugarás 

La fidelidad a un estilo de juego en todas las canchas del ascenso. Fénix se identificó con el fútbol que pregona Santángelo, de posesión y búsqueda del arco rival,

 

5-Bancarás a los caídos 

El descenso de la temporada pasada golpeó fuerte en el grupo, pero desde la dirigencia, con César Mansilla a la cabeza, se mantuvo la base de jugadores que se hizo cargo de la reconstrucción. La apuesta a los pibes del club tuvo respuesta en los chicos, que devolvieron a Fénix a la C.

 

6-Sorpresa y media 

La revelación de la temporada fue sin dudas la de Marcos Riquelme. El delantero derquino terminó imponiendo su talento al servicio del equipo y del gol, ya que fue el goleador con 16 tantos.

 

7-Estar cerca es mejor 

Este segundo ascenso en la historia pilarense de Fénix tiene una gran diferencia. Es la primera vez que se consagra campeón (en la anterior fue por penales y en la Promoción) teniendo localía en el Carlos Barraza. Sentirse local en Pilar y amplio campo de juego fue otro de los sostenes de la campaña.

 

8-Todos juegan 

El poder ofensivo de Fénix (equipo más goleador del campeonato) no se detuvo en las grandes individualidades de sus delanteros Riquelme y Fonzalida. Los volantes siempre acompañaron, llegaron y convirtieron. Y los defensores también tenían libertad de sumarse.

 

9-Todos para uno 

La unión y fortaleza del grupo, hizo que cuerpo técnico y jugadores vivieran en comunión todo el año. Santángelo y su prédica, Sergio Gómez sumándose como ayudante de campo (y dejando de lado su carrera como jugador). Roberto Daguerre (PF) y su experiencia de Primera, Francisco Ramírez (médico) y el Ezequiel Cena (kinesiólogo). 

 

10-La mano desde el cielo 

Este final tan feliz, tuvo en el medio la traumática pérdida de uno de los cerebros de este equipo. Heber Carsín fue quien se sentó junto a Santángelo a proponer sostener la base del equipo tras el descenso. También eligió a los refuerzos que fueron llegando para darle la calidad necesaria al plantel. Hoy seguramente estará en algún rincón del cielo abrazándose con Carlos Barraza y Pajarito Acosta, para celebrar este ascenso.

 

 

Comentarios