Las expulsiones se robaron el espectáculo del clásico de Pilar

Atlético y Sportivo empataron 1-1. Agustín Souto (penal) abrió la cuenta para el Rojo que jugaba con 9. El Rancho lo igualó con Nicolás Caballero y en el tiempo adicionado sufrió tres expulsiones.
jueves, 13 de diciembre de 2012 · 00:00

El clásico de Pilar, Atlético y Sportivo, que se suspendió hace dos fines de semana por los incidentes que se dieron al término del partido del Sub 20, se jugó ayer por la tarde en la Ciudad Deportiva cerrando así su participación en el Torneo Clausura con un empate.

Fue 1-1 en el pendiente de la 16ª fecha del certamen de la Liga Escobarense de Fútbol, en un clásico que tuvo además de goles 5 expulsiones.

El Rancho dominaba las acciones en el primer tramo del partido, pero le faltaba ser contundente en cada una de las llegadas. Aunque Martín Sánchez Souto se infiltraba entre los centrales y castigaba a los 6’, pero Nicolás Medina mostró su solidez para controlar el disparo. Y en la contra se lo perdía José Vázquez, ya que Mauricio Vergara le ahogaría el grito.

A los 11’, Franco Manchuki metía un cabezazo que se perdía al lado del palo izquierdo y 2’ después, Vergara se quedó con el mano a mano ante Maximiliano Ibáñez.

Después que el partido cayera en un pozo, a los 34’, Vázquez se perdió un gol increíble, ya que con todo Sportivo reclamando off-side el delantero escapó y definió de emboquillada, pero la pelota picó y salió por encima del travesaño.

El Rojo respondió a los 36’, con un bombazo de Martín Souto que Nico Medina sacó por encima del travesaño. Y a los 38’ llegó la primera emoción para el visitante. Rodrigo Roffe cobró la mano de Lucas Castillo y Agustín Souto lo cambió por gol para poner arriba al Rojo.

Sin embargo, los de la Avenida se quedarían con uno menos, por un planchazo de Diego Flores sobre Mauricio Aceña.

 

Rojo complicado

El arranque del segundo capítulo fue parejo pero Sportivo se complicó. A los 6’, Vergara metió el manotazo fuera del área ante la corrida de Manchuki y fue expulsado por último recurso.

Con dos menos, Martín Souto dejó la camiseta 9 para ponerse la 1 y metió en el córner el tiro libre de Nicolás Caballero. Atlético le faltó inteligencia para aprovechar los 2 hombres de más en cancha y vulnerar a un Rojo que de contra lo comprometía. Como la atajada a los 17’ de Medina a Nicolás Contreras.

Pero en la jugada siguiente, Nico Caballero se escapó por derecha y tras enganchar ante un rival sacó el bombazo que se coló en el segundo palo de un Martín Souto que nada pudo hacer.

Atlético iba pero sin ser claro en los metros finales. Y Sportivo de contra lo ponía en aprietos, aunque aparecía Medina para taparle el gol a Juan Migliarini.

Y a los 50’ Luis Graneros casi le da la victoria al Rojo, después de meter una chilena que se perdió por encima del travesaño. Aunque la frutilla al postre para un clásico caliente se la puso Roffe, que ya en tiempo adicionado expulsó a 3 jugadores locales. A Vázquez por golpear a un rival en el salto, y a Nazareno Figueroa y a Aceña por doble amarilla.

Los dos cerraron su temporada de la Escobarense, lejos de los primeros puestos, aunque ayer eso no se notó en la cancha por lo que entregaron.

 

Las frases

“Creamos situaciones pero no las supimos aprovechar. No fuimos inteligentes para definirlo cuando teníamos dos hombres de más. Estuvimos imprecisos, jugamos mucho al pelotazo en lugar de jugar corto.” José Ponce de León, técnico de Atlético. 

“Fue un partido duro como todo clásico. Logramos estar arriba en el marcador pero las expulsiones nos condicionaron. Me tocó ir al arco porque no había jugadores. Ellos son un buen equipo pero supimos aguantarlo.” Martín Sánchez Souto, de Sportivo.

 

Comentarios