Tribuna de los lectores (*): Votar a los 16

por Jorge G. Juárez
viernes, 2 de noviembre de 2012 · 00:00

Desde que tengo noción del recuerdo, siendo muy chico tuve un acercamiento hacia lo social y político fuera de lo que puede llamarse común. Guiado por una familia de izquierda, con bases firmes para todos e ideas que siempre citaban a ejemplos de revolución.

A partir de tener una identidad totalmente formada y muy metido en el tema de saber lo que era una elección y cómo se conformaba todo ese proceso, de entender los debates y acatar a mis derechos y deberes como ciudadano, es lo que me llevaba a esperar con ansias el día de llegar a mis 18 años de edad y poder votar, poder ser parte, por fin mínimamente, de algo que aportaría a la democracia de mi país, quizás de manera errónea o acertada pero siempre convencido de lo que iba a hacer.

A lo que voy con esto es que no me creo un ser único ya que el tiempo me dio la oportunidad de tener contacto con la gente y tener amigos de diferentes niveles sociales muy marcados, con ideas distintas o parecidas pero con el mismo interés de participar, colaborar e ir en busca de un cambio en las cosas.

La ley de voto a los 16 años me parece un gran acierto y un gran método de inclusión para la juventud, el poder darles la posibilidad de sufragar a esa edad es un empujón a la madurez, es generar una charla en los hogares sobre política, sobre futuro y sobre la importancia de esta decisión. Esta es una responsabilidad que lamentablemente muchos jóvenes como yo no pudimos tener.

Creo firmemente en esto, y desde ahora habría que profundizar más en este proyecto en cuanto a la preparación, indagar en el relleno de información para que sea el correcto sin buscar el régimen de mostrarles que solo una opción es la adecuada.

Les pido solemnemente que terminenos con la estigmatización hacia la juventud, ya que no todos son inmaduros, borrachos y drogadictos, y el serlo no les impide el pensar y elegir. Terminemos con la generalización de acusar con el dedo de que todos son asesinos, ladrones y la frase “la juventud está perdida”, el voto no es obligatorio y el porcentaje no hace la diferencia a ningún partido.

 

Queda en nosotros aprovechar esto y darle el uso que se merece junto con nuestros jóvenes. La juventud está más prendida que nunca y el futuro nos sobra.

 

*Este espacio es abierto para que los lectores expresen sus opiniones. Quien desee hacerlo debe escribir a info@pilaradiario.com

 

Comentarios