Tribuna del lector: A favor

por Gabriel Lagomarsino
sábado, 10 de noviembre de 2012 · 00:00

La movilización del jueves (“8N”) significa una derrota para el Gobierno. Pero también es un golpe para la dirigencia en su conjunto. Quienes criticamos al oficialismo tenemos razones para hacerlo que consideramos válidas, pero dichas razones no encuentran todavía los necesarios canales de participación política que las encarne.

Por poner un solo ejemplo, traigo a la memoria las tres últimas elecciones: desde 2007 muchos venimos reclamando la implementación de la boleta única, y voto electrónico. Nada se ha avanzado. Y de ello es tan responsable el oficialismo como la oposición, que parecería beneficiarse con las situaciones de irregularidades que se denuncian y comprueban elección tras elección.

Desde ya que quien más posibilidades tiene de mejorar la calidad institucional es el partido que gobierna, pero la obligación de trabajar en que se logre, debe ser también de la oposición.

La mayoría de sus dirigentes ha optado por decir que “acompañan” el reclamo, pero que no asistieron. Yo sí asistí; no por lo que el gobierno “hizo bien”; eso lo aplaudo: el presupuesto asignado a la educación, a la ciencia y a la cultura, la asignación universal, la ampliación de la base de jubilados, el desendeudamiento externo, la construcción de escuelas. Pero ese aplauso se transforma en un rechazo frontal a lo que el gobierno hace mal.

Por eso estoy a favor (y fui) al #8N. Formo parte de los muchos o pocos que estamos a favor de ésta Constitución, que garantiza la alternancia, y no habilita una nueva reelección de la presidenta. De los que estamos a favor de escucharnos entre argentinos, y no queremos que nos traten de golpistas por pensar diferente. De los que estamos a favor de vivir en un país y un municipio sin violencia de ningún tipo, en el que la inseguridad no sea sólo una “sensación” como dice el gobierno.

De los que estamos a favor de que se escuchen todas las voces, y no sólo las que hablan bien del gobierno (como el intendente, que llamó a participar de un “escrache” frente al diario Clarín, el próximo 7 de diciembre). De los que queremos que los gobernantes sean “servidores”, y no que se apropien de todos los recursos del Estado en beneficio propio, como el jefe comunal que hace pintar su nombre hasta en las ambulancias, o la Presidenta que en pocos años aumentó su patrimonio de 2 a 70 millones de pesos.

Por eso fui. Porque comparto el compromiso de quienes se movilizan para hacer valer sus derechos. Porque todos, piensen como piensen, son mis hermanos, no mis enemigos. Porque estoy a favor, no en contra.

 

*Este espacio es abierto para que los lectores expresen sus opiniones. Quien desee hacerlo debe escribir a info@pilaradiario.com

 

Comentarios