Cartas de lectores

sábado, 27 de octubre de 2012 · 00:00

Crueldad con los animales

 

Sr. Director:

Por el presente medio solicitamos se haga público lo que sucederá en el Pigeon Club Argentino en Ingeniero Maschwitz (Provincia de Buenos Aires) este fin de semana, hasta el día domingo 28.

Morirán miles de aves a escopetazos, por diversión y dinero, en contra de las leyes 11.406 y 14.346. Que las autoridades no permitan que esto ocurra, que no permitan que en Maschwitz se violen leyes bajo el conocimiento de todos, ya las aves están encerradas listas para ser abatidas. Es verdaderamente un “circo” con ánimo a la crueldad, ¿Por qué tanta maldad? ¿Por qué tanta indiferencia? ¿Por qué se violan las leyes y miramos para otro lado?

Quienes no cumplen sus funciones es como si tuvieran el arma en la mano preparada para destrozar el ave que saldrá volando por última vez.

En cada evento público hacemos suelta de pájaros para significar paz y libertad, utilizan el mismo animal para divertirse y destrozarlo a disparos y recogerlos muertos o moribundos.

Maschwitz se tapará sus oídos cada vez que el estruendo de las escopetas resuene, cada animal dejará de volar y en cada minuto se derramará una lágrima de quienes amamos a los animales.

No podemos actuar nosotros por nuestra propia fuerza, para eso elegimos a quienes nos representan. Con dolor, los saluda atentamente.

 

Agrupación Vida y Sol vidaysol@live.com.ar


 

Pedido de ayuda

 

Sr. Director:

Soy mellizo prematuro, nací con 900 gramos, hoy tengo 2 añitos. Mis papis lucharon para que podamos crecer sanos, pero hay cosas que mis papis no pudieron arreglar, que son mis piernitas. Necesito un par de botitas especiales que se llaman balbas y cuestan $800 cada par.

Me diagnosticaron subluxación bilateral de cadera, lo cual hace que mis piernitas no coordinen bien, más una inyección de dos dosis para mi cadera que cuesta $5.588 (onabotulinum toxina). Y por último, una sillita ortopédica que cuesta $7.800.

Es mucho dinero pero sólo pido una pequeña ayuda para que mis papis puedan comprarme lo que necesito para poder crecer sano y poder aprender a caminar. Mi hermanito ya casi camina pero yo no puedo, solo trato de gatear y a veces tampoco puedo hacerlo.

Sé que todavía existen personas buenas que pueden ayudarme y a ellas recurro. Gracias.

A toda persona que quiera colaborar van a ver alcancías que tienen mi nombre y dirección, certificados de mi enfermedad y necesidades.

PD. Mi mami mandó cartas a la Presidenta, al intendente, fue a la UMGE, a la asistente social, pero no tuvimos respuestas satisfactorias.

 

Michael Neyen Gerber, DNI 49.427.538

 

 

 

 

 

Comentarios