Tribuna del lector: La única verdad es la realidad

por Liliana Alfaya *
martes, 6 de septiembre de 2011 · 00:00

 

 

Quienes somos representantes electos por la libre voluntad del pueblo de Pilar, tenemos que decir la verdad. Nuestras funciones, en el caso de los concejales, son diversas. Llevamos adelante las iniciativas principalmente de nuestros votantes y del Ejecutivo electo por la voluntad popular con la visión que el Frente Justicialista para la Victoria, como ningún otro, ha abierto los brazos a los ciudadanos independientes, a las ONG,  a las asociaciones civiles, a los gremios, en fin, con quienes consolidamos y profundizamos nuestra representatividad política y social que ha sido reconocida una vez más en este último proceso electoral. Las mayorías populares no son caprichos ni estados de ánimo.

Son la consecuencia del reconocimiento ciudadano a un proyecto político que devolvió a la Argentina el trabajo, la producción, la equidad, la inclusión social y la distribución de la riqueza. Nuestro gobierno no baja sueldos, no cierra empresas, quintuplicó el presupuesto en educación, no porque se les ocurriera a cinco iluminados, sino que es el mandato que nos dio el pueblo en las urnas.

Todas las semanas se crean nuevos puestos de trabajo, nuevas escuelas, se incluyen miles de personas por año a la seguridad social, como así también decenas de miles de pensiones y jubilaciones.

Ese es nuestro mandato, ese es el trabajo que la gente reconoce, esto se hace con el aporte de miles de ciudadanos anónimos.

Los concejales del bloque Frente Justicialista para la Victoria somos parte de este pueblo que en estos 8 años ha mejorado todos los índices socioeconómicos y sanitarios, nos sentimos orgullosos de pertenecer a un proyecto nacional con la conducción primero de Néstor y ahora de Cristina Kirchner, de un proyecto provincial que acompaña este modelo y de un gobierno municipal, con el  Dr. Humberto Zuccaro, entre los más votados de toda la República Argentina.

Nuestro bloque demuestra su compromiso con los ideales de justicia social, que nos enseñara nuestra compañera Evita y lo hacemos todos los días, trabajando y honrando a miles de pilarenses que dejaron todo para defender y consolidar este sistema democrático.

Los mandatos populares se ejercen, cada uno en el lugar que el pueblo de Pilar los puso. Como bloque mayoritario asumimos la responsabilidad de conducir los debates y transformar en ordenanzas los lineamientos de nuestro proyecto político, social y económico.

Lamentablemente algunos sectores están más preocupados en cómo van a hacer para no quedarse afuera, dado que el pueblo les dio la espalda, por no ocupar con dignidad y trabajo la responsabilidad que el sistema democrático le asigna a la oposición.

No han estado a la altura de las circunstancias, no vienen, no discuten, no debaten, ni siquiera algunos vienen a las reuniones de comisiones ni a las sesiones del Concejo.

Sabemos que las mayorías no son un cheque en blanco. Todos los días hay que trabajar, repetimos trabajar, estar y ocuparse de los problemas cotidianos que presentan los  vecinos y la ciudad de Pilar.

Tirando piedras, con actitudes apocalípticas y mesiánicas, no se cambia una ciudad ni progresan sus ciudadanos. Para los peronistas, hay una sola clase de hombres y mujeres, los que trabajan.

 

* Concejal, presidenta del bloque Frente Justicialista para la Victoria.

 

 

Comentarios