Tribuna del lector: “Desconectar igualdad”: respuesta a los lectores

por Víctor Ejgiel
jueves, 21 de julio de 2011 · 00:00

 

Quería una oportunidad para responder a las tres personas que escribieron con respecto a mi columna “Desconectar igualdad”, publicada en la edición del domingo último. En primer lugar se nota que ninguno de los tres es docente ni fue incluido en este plan. En segundo lugar nunca me quejé de esta “redistribución de la riqueza” (estoy medio podrido de este caballito frasero), sino de la implementación de tal, ¿Alguno de ellos habló con los chicos que hoy tienen su máquina bloqueada?, ¿Ya saben quién y cuándo se la van a desbloquear? A estos genios informáticos que opinan desde afuera, ¿Por qué no aprovechan y nos explican en la escuela?

En tercer lugar, si para Juan Pérez con tres pedorros años se forman intelectuales, ¿Por qué no hace la carrera? Si cree que con eso sólo se llega a los autos que él comenta.

A Enrique quisiera decirle que mi gremio, SUTEBA, no hace paro desde hace casi un año, y desde muchos años antes todo paro realizado jamás se llevó a cabo ni un lunes ni un viernes, justamente para evitar el mal pensamiento, debería informarse. Que debería visitar las escuelas, aunque sea como parte de las cooperadoras escolares o a las reuniones de padres que cada vez van menos personas, para ver qué hacemos todos los docentes por los chicos todos los días.

Las jornadas de capacitación son una imposición del Ministerio de Educación, no una decisión de los docentes.

Al señor Pedro Suárez quiero decirle que lea bien la nota, yo también agradezco la entrega de las netbooks como herramienta, el tema es que lo ideal sería explicar cómo usarlas. El equipo cuenta con varios software de trabajo en red, esos mismos que se ven en las propagandas de la televisión, ninguno tiene un instructivo, para habilitar los equipos bajamos manuales desde páginas de internet que buscamos por nuestros propios medios, y tratamos de implementarlo a ciegas porque nadie dice cómo es. Lógicamente trabajando desde nuestras casas porque tampoco se conectó internet en ninguna escuela, las que lo hicieron fue a través de su propia cooperadora, que si preguntan seguramente pagarán menos de la mitad de los alumnos.

A quien sea, para opinar de la escuela, lo mejor sería involucrarse, ir, participar desde adentro, ver los problemas desde la escuela misma, hablar con los chicos, más que con los docentes y después opinar. En mi escuela, por ejemplo, los equipos llegaron varios días antes de la fecha de entrega, hubo que pedir a la Municipalidad que los guardara hasta organizarla ya que no contamos con alarma y todos están bajo responsabilidad directiva.

Hay muchas cosas en la escuela que sólo se saben en la escuela, y no habría nada mejor que la gente, los padres, se involucren con la misma, porque eso hacían los nuestros.

 

Comentarios