Cartas de lectores

viernes, 17 de junio de 2011 · 00:00

 

Deficiencias policiales

 

Sr. Director:

Algo no está bien si en menos de un mes ocurren dos crímenes como éstos. Claro es así, lo que no está bien es la ausencia total de policías en las calles, en los barrios. Cada año que pasó, como lo ilustró este diario, ha disminuido la cantidad de móviles para patrullaje, para prevención. Todas las noches motos y patrulleros duermen en las comisarías, no se sabe por qué ni para qué.

Claro que esto no está bien. No estaba bien que Pilar haya sido el distrito donde más aumentó el robo de autos, no está bien no poder salir de nuestras casas y ahora esta seguidilla de crímenes.

No está bien regalarle las calles a los delincuentes, cada año tenemos más población y menos móviles y policías por habitante y a esto se suma una extraña e inexplicable inmovilidad de recursos existentes.

La delincuencia común se dio cuenta que le dejaron los barrios a su merced. Los otros, los ladrones más “profesionales” están de fiesta por qué no debe haber muchas localidades en el Conurbano con tanta libertad para “trabajar”.

La “ausencia” con aviso de policía en Pilar está mostrando, día tras día, sus trágicas consecuencias para todos los vecinos. Las autoridades policiales que tienen que solucionar esta inseguridad reinante producto de sus errores, no sé si no saben, no pueden, no se animan o no les interesa.

Pero pueden dar como cualquier ciudadano común, un paso al costado para evitar por sus fracasos tantas desgracias para nuestra ciudad.

 

Federico Martin (martinfe@gmail.com)


 

Agradecimiento al hospital

 

Sr. Director:

Debo informarle que mi esposo ha sufrido un ACV e infarto cardiovascular y fue atendida en el Hospital Central de Piar, cuyos profesionales, con toda su capacidad como médicos, pero mucha más como seres humanos.

Debo agradecerle todo lo realizado para sacarlo adelante. También tengo que felicitar a las enfermeras, a las empleadas administrativas y a la vigilancia, siempre atentos a todo. Estuve en la sala de espera, había fácilmente 300 pacientes y fueron atendidos de buena manera.

La limpieza, principalmente, me llamó mucho la atención. En terapia las sábanas limpias y todos los aparatos funcionando, los médicos atentos a mi esposo y a todos los pacientes.

Así, muy agradecida con todos los del hospital. Sólo me queda por decirles gracias, por qué no al Sr. intendente Dr. Humberto Zúccaro por tener personas y equipos médicos con agallas para salvar vidas.

 

Myriam Sosa, DNI 3.791.191, San Alejo, Pilar.  

Comentarios