Abandono y tragedia

La fatal competencia de Balcarce, en la que murió Falaschi, vio a Rossi bajarse de su Chevrolet por una falla eléctrica. El piloto de Del Viso estuvo ayer en la despedida del Príncipe, en Las Parejas.

martes, 15 de noviembre de 2011 · 00:00

 

Una multitud despidió a Falaschi en Las Parejas. Rossi estuvo en el velatorio.

 

La tragedia enlutó al automovilismo argentino y especialmente al Turismo Carretera el último domingo. El impactante accidente múltiple en Balcarce, derivó en la muerte de Guido Falaschi, de 22 años, que era uno de los candidatos a la Copa de Oro de la temporada 2011.

Los restos del piloto de Las Parejas fueron velados ayer en su ciudad natal, luego de ser trasladado en avión desde Mar del Plata.

De acuerdo al informe que el médico de la ACTC, Balinotti, brindó a los medios, la lesión que le produjo la muerte a Falaschi fue “una fractura en la base del cráneo, lo que une la cabeza con la columna”.

“Sólo presentaba esa lesión grave y lamentablemente le ocasionó la muerte. Después tenía una contusión pulmonar y golpes en la cadera, pero todas cosas menores”, agregó.

Respecto de Néstor Bebu Girolami, piloto involucrado en el accidente y que estaba internado en observación, Balinotti indicó: “Tiene una contusión abdominal y otra lumbar, además de golpes en los hombros. No es nada grave, aunque está muy dolorido por lo severo que resultó el impacto”, cerró.

Cima compartida. En caso de que se oficialice la clasificación de la competencia de TC suspendida en Balcarce, a raíz del accidente que le provocó la muerte a Falaschi, se entrará a la última carrera de la temporada 2011, con dos punteros en el campeonato.

Es que si se computan los resultados que se registraban hasta la vuelta 21 de la final en el Autódromo “Juan Manuel Fangio”, Matías Rossi y José María Pechito López, ambos con Chevrolet, encabezarían la tabla con 49,50 puntos cada uno.

Apenas medio punto por debajo quedaría el quíntuple campeón, Guillermo Ortelli, el piloto insignia del Chivo. Leonel Ugalde (Ford Falcon) reúne 47,50 unidades, mientras que Mauro Giallombardo, ganador de la carrera de Balcarce, se acercaría a la vanguardia, ostentando ahora 45,50.

En la nómina de pilotos con aspiraciones para pugnar por el campeonato, en el marco del sistema de playoffs, quedarían más atrás Omar Martínez con 38,50; Gabriel Ponce de León 35; Jonatan Castellano 32; Mariano Altuna 25,50; Néstor Girolami 25 y Juan Marcos Angelini 17.

El infortunado Falaschi, quien el domingo falleció a los 22 años por el grave accidente ocurrido a poco del cierre de la carrera, había cosechado un total de 33,50 en la llamada Copa de Oro.

La última competencia del calendario anual se llevará a cabo el domingo 11 de diciembre en el Autódromo “Juan y Oscar Gálvez” de Buenos Aires, con un 50% más de puntaje. Eso da un máximo de 40,50 en juego.


Cuestionamientos

El Flaco Traverso pegó fuerte

Juan María Traverso fue a despedir los restos mortales de Guido Falaschi y arremetió contra todos.

Muy contrariado por la tragedia evitable, Traverso responsabilizó a quienes son los encargados de habilitar o no el circuito y aseguró que “esto no pasa más seguido pura y exclusivamente por la suerte”.

Luego arremetió contra la ACTC, por las condiciones que le ofrecieron al médico luego del accidente mortal en Balcarce. “El médico de la ACTC me dio vergüenza. Lo tuvo que subir en una camilla, y ponerlo en un furgón. Le cobran mucho a los corredores por cobertura médica para que los traten así”, argumentó. “Los negocios del automovilismo hace que se cuide poco al piloto”, agregó ofuscado.

Sobre el momento del accidente explicó que “el cuerpo de banderilleros nunca flameó la bandera amarilla (que es la que obliga al piloto a desacelerar y que nadie lo pase). El chico que lo chocó (Girolami) iba a 10 segundos de Falaschi y si la bandera hubiese aparecido, le sobraba tiempo para frenar”.

Otra voz que se alzó fue la de Gabriel Furlán. “Las gomas deben estar amuradas y no sueltas de la manera en la que estaban. Además no se pueden utilizar gomas de camión sino que tienen que ser de automóviles”, recriminó el ex múltiple campeón de Fórmula 3 Sudamericana.

La crítica del actual piloto de la categoría Top Race V6 se da por el hecho de que el Ford de Falaschi, tras impactar con las gomas (“mal puestas y sueltas”, dijo), rebotó y volvió al centro de la pista.

Furlán es un reconocido enemigo de la conducción de la ACTC, que tiene como presidente a Oscar Aventín, pero no le falta razón cuando descerrajó que el accidente de Falaschi se trató de “una cadena de errores y negligencias evitables”.

 

Comentarios