Hazaña del Beach Vóley

Matías Acosta y Facundo Lencina ganaron una de las 19 medallas de oro que logró Pilar en Mar del Plata. "No lo podíamos creer", contaron.
domingo, 9 de octubre de 2011 · 00:00

 

Acosta y Lencina, con las medallas de oro, la pelota y las portadas de El Diario.

 

 

En una cosecha récord, que incluyó 42 medallas, Pilar obtuvo 19 doradas en la final de los Juegos Deportivos Buenos Aires. Todo un hito para el deporte pilarense, que, además de títulos deportivos, arrojó historias y definiciones apasionantes.

Y una de las más emotivas fue la consagración de la dupla de Beach Vóley: Matías Acosta y Facundo Lencina ganaron el oro.

“Fue increíble, no caíamos. Después en el hotel nos mirábamos y todavía no lo podíamos creer. Nos decíamos ‘salimos campeones’, porque todavía no habíamos caído de lo que habíamos logrado”, confesó Acosta, en su visita a El Diario.

“En la final veníamos ganando 14-12, sacamos para ganarlo y después de la recepción rematan de segunda con un bombazo. Quedamos 14-13. Ahí nos miramos y nos dijimos ‘vamos que ésta es la nuestra’”, detalló Matías, sobre el momento de máxima tensión del torneo.

-¿Imaginaron este resultado cuando clasificaron a Mar del Plata?

- En realidad, el que estaba más motivado era Facu. Las ganas de viajar y jugar las teníamos, pero cuando salimos de acá yo estaba pensado más en la playa y el mar que en otra cosa. Después nos fue bien en el primer partido y me fui concentrando un poco más (risas). Pero ya en la semifinal no pensamos en otra cosa más que ganarlo y por suerte se nos dio. Fue todo muy lindo, por cómo se dio.

-¿Cómo se prepararon para el torneo?

- Nosotros ya veníamos jugando juntos al Beach desde el verano, cuando se abrió la escuela en Atlético. Pero después, cuando ya empezaron los juegos, casi nunca teníamos tiempo para entrenar y aprovechamos las clases de gimnasia de la escuela. Cuando había que formar parejas para entrenar, nos poníamos juntos y tirábamos todos golpes de Beach.

-Ya con el oro en la mano, ¿tienen en mente algún torneo más competitivo para el futuro?

- Con esta medalla de oro clasificamos para los juegos nacionales, pero como todavía no hay Beach Vóley la idea es participar para realizar una exhibición. La idea es que el año que viene se empiece a jugar a nivel nacional, pero por ahora no tenemos nada confirmado.

Aunque en esencia se trata del mismo deporte, el Beach Vóley difiere cada vez más de su similar de salón. Empezando por el número de jugadores y los tipos de golpes permitidos, el vóley playero se fue perfeccionando y separando de la modalidad tradicional.

Al respecto, Acosta enumeró algunas de las curiosidades de este deporte que está en franco crecimiento. “Una de las principales diferencias es que no se puede recibir el saque de arriba, la recepción tiene que ser de abajo. A nosotros nos costó acostumbrarnos y al principio esperábamos el saque con los brazos y las manos arriba, y cuando nos avivamos abríamos rápido y devolvíamos de cabecita”, contó.

Y agregó: “otra diferencia es que la pelota no tiene que girar en el aire cuando se le pega con la yema de los dedos, por eso usamos mucho el poqui (una especie de golpe de puño, con lo nudillos)”.

Este golpe es específico del Beach Vóley y es útil para defender. Su implementación en un partido de vóley convencional sería el equivalente a tirar un caño en el fútbol.

 

 

Comentarios