Roberto Ribas: “Es muy difícil solucionar la violencia en el fútbol”

El abogado pilarense, vicepresidente 2º de San Lorenzo, aseguró que el flagelo que se vive en las canchas pasa por una cuestión educativa y cultural. Fue el vocero del club tras la agresión a Botinelli.
domingo, 30 de octubre de 2011 · 00:00

 

Ribas junto a Migliore, durante un almuerzo del plantel de San Lorenzo en Pilar.

 

 

Tras la cobarde agresión que recibió el futbolista Jonathan Botinelli el pasado miércoles durante la concentración de San Lorenzo de Almagro por parte de un grupo de barrabravas, el abogado pilarense Roberto Ribas, vicepresidente de esa institución, se constituyó como el vocero del club frente a esos hechos desafortunados.

En ese sentido, el dirigente deportivo, que es además hincha de Fénix y asiduo concurrente al estadio local Carlos Barraza, opinó que el problema de la violencia en el fútbol es de muy difícil solución.

“Es muy difícil solucionar la violencia en el fútbol porque inciden temas educacionales y mucho sentimiento. Yo he visto en otros países del mundo, hasta en Brasil en un Flamengo-Fluminense, hinchas sentados en la tribuna cada uno con la camiseta de su club y no pasaba nada. Acá en la Argentina hay mucho sentimiento, usted no puede pasar con la camiseta de River por la cancha de Boca porque lo matan”, le dijo a El Diario el directivo azulgrana.

Además, Ribas agregó que la salida de este flagelo que se vive en las canchas, en los entrenamientos y en las concentraciones excede la responsabilidad de los clubes. “Es un problema que tiene que resolver el Estado más que los clubes. Los clubes pueden colaborar pero quien tiene que resolver el problema, porque tiene los medios y el control de la policía, es el Estado, no este Gobierno en particular, sino el Estado en general”.

Luego, el dirigente añadió: “Para mí la solución pasa por una mesa en la que tiene que sentarse la policía, el Gobierno, los clubes y solucionar este tema, pero yo lo veo difícil, está muy adentrada la violencia en el fútbol. Hasta la gente que va a la cancha y es pacífica más de una vez se prende en esa violencia”.

 

El incidente

Con respecto al incidente registrado el miércoles último en la Ciudad Deportiva de San Lorenzo, en el que el jugador Jonathan Botinelli sufriera una brutal agresión, el vicepresidente de la institución sostuvo: “Nosotros, como veíamos que había un mal ambiente, habíamos decidido cerrar la concentración, que sea exclusivamente para los jugadores y dimos órdenes de ello. A pesar de eso, lograron entrar, motivo por el cual despedimos al jefe de Seguridad y a un policía que posibilitó, sin mala fe, que entraran”.

A su vez, Ribas aclaró que “pasó este infortunio por no cumplir con nuestra orden de cerrar. Estamos haciendo un sumario administrativo, hicimos la denuncia en la policía y en la Justicia; fue un error de las fuerzas que estaban custodiando el lugar haberlos dejado entrar”.

Por otra parte, el directivo azulgrana enfatizó: “San Lorenzo no apaña a los violentos, por eso los vamos a buscar y si llegamos a saber quiénes son, los vamos a expulsar del club”.

Según trascendió, Bottinelli sabe quiénes lo atacaron, pero la dirigencia adujo que en el momento de la agresión se realizaba la sesión de Comité Ejecutivo de AFA, en Ezeiza, por lo cual “no los tiene identificados” a los cuatro barras. No obstante, Ribas dijo que le pedirá al futbolista la identificación de quiénes lo atacaron.

 

 

 

Connivencia
Con relación al fantasma siempre latente que sobrevuela la presunta connivencia en muchos clubes entre dirigentes y barrabravas, el pilarense vicepresidente segundo de San Lorenzo, Roberto Ribas, señaló: “Yo no tengo trato con esta gente, los conozco porque uno los ve en la cancha. Estos tipos están parados en el paravalancha, uno los ve cuando entran y demás, pero yo en lo personal no tengo relación con ellos”.

Comentarios