“Es una satisfacción enorme”

Luis Rafaelli, entrenador de Deportiva, describió su alegría por el ascenso. Aunque sorprendió cuando se lo consultó por su continuidad. “Vamos a ver”, disparó.

miércoles, 26 de octubre de 2011 · 00:00

 

Los jugadores festejaron el ascenso con el tradicional chapuzón a la pileta.

 

Luis Rafaelli fue uno de los artífices del ascenso de Deportiva Francesa a Primera luego de 4 temporadas. Heredó en el staff de entrenadores a Roberto Lücke y le tocó encabezar un año histórico, que puso otra vez al equipo francés en la elite de la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA).

“Es una sensación indescriptible, algo hermoso llevar al club a los primeros planos del rugby nacional. Es una satisfacción enorme”, describió su emoción en La liga Radio por FM Plaza 92.1.

Pero más allá de la alegría, sorprendió el técnico cuando se lo interrogó por su continuidad. “Vamos a ver”, dijo al pasar y sin ahondar demasiado.

Aunque destacó que la intención está. “Es el club en el que estoy desde los 13 años y uno siempre tiene ganas de hacer algo bueno. Igual, nosotros somos un grupo de trabajo de 8-10 entrenadores que hemos aportado un grano de arena”, señaló con humildad.

En cuanto a su análisis de la temporada, Rafaelli argumentó que el campeonato “es muy duro. Hay 3 ascensos y 3 descensos. Marca la paridad que hay en la zona. Los pequeños detalles valen muchísimo y eso fue lo que pasó este sábado con Regatas.”

Así justifica esos grandes altibajos entre cada uno de los tiempos y el exiguo margen final. “La paridad entre los equipos, hace que tengas que jugar partidos muy cerrados en los que no podés pretender definirlos enseguida”, aclaró.

“Regatas se vino a jugar una parada difícil a la Depo. Por suerte se dio el ascenso sin tener que esperar a la última fecha”, agregó.

 

El Oso

Rafaelli también le dedicó un párrafo especial a la gran actuación de Sebastián Dubie, en una tarde consagratoria para el fullback devenido en apertura. “Este es el Dubie que espera la Depo y que sabe que tiene la Depo”, senteció.

“Es un gran jugador y fijate que fue el partido soñado, con 100 por ciento de efectividad, tiró una magia en la última jugada y la conversión estuvo espectacular. Es el Sebastián que todos sabemos que ha descollado en las juveniles”, completó.

Mirando hacia el 2012, Rafaelli fue claro sobre Deportiva. “Lo que se puede esperar es trabajo. Porque la vivencia de pertenecer al grupo elite va a tener que ser con mucho trabajo. Nadie regala nada. Habrá que hacer una buena pretemporada, cumplir en el entrenamiento, aportar jugadores al plantel superior”, enumeró.

“Es lo que viene haciendo el club y más con este logro, que hace que uno trabaje con más tranquilidad y entusiasmo”, confesó.

En cuanto al plantel, Rafaelli dijo que habrá que “esperar a los primeros meses del año que viene, para ver cómo se encuentra el grupo que termina esta temporada. Cómo se acoplan los Menores de 19 y ver si se pueden sumar diferentes jugadores de otras etapas. Sería bueno volver a contar con ellos. Este año empezamos con una situación similar”, comparó.


Uno más

A la hora de los festejos, Luis Rafaelli confesó que se tiró a la pileta, porque “ahí soy uno más del grupo”. Lo diferenció con la hora de jugar, aunque con bastante melancolía. “Adentro de la cancha no, pero me gustaría”, señaló.

Comentarios