Una tatarabuela con celular que celebra los 101 años

domingo, 16 de octubre de 2011 · 00:00

 

Ana tiene 4 hijos, 13 nietos, 15 bisnietos y 10 tataranietos.

 

 

El primer año de su segundo siglo celebró ayer Ana Teresa Pomilio de Figueredo. En la misma casa del centro de Pilar que habitó en los últimos 50 años, la mujer se preparaba ayer para festejar a lo grande con su numerosa familia, sus 101 años.

Madre de cuatro hijos, abuela de 13 nietos, bisabuela por 15 (y uno en camino) y tatarabuela por 10, Ana sigue siendo el puntal de la familia.

Viuda desde hace 38 años, la mujer vive sola en la casa donde habitó desde que llegó desde su Luján natal junto a su marido. La mujer que hoy sigue yendo a la peluquería y guarda con celo los detalles del vestido confeccionado especialmente para celebrar su cumpleaños, se dedicó toda la vida a la crianza y venta de animales de corral.

“Está perfecta de salud, va a los cumpleaños de la familia, combina la ropa y no quiere tener ayuda en la casa, vive pendiente de los nietos y de toda la familia”, contó una de sus nietas, Marcela Figueredo, a El Diario.

Los 101 años no son impedimento para que la mujer descendiente de calabreses se maneje perfectamente en su casa, donde sigue cocinando, encargándose de todas las tareas domésticas e incluso se encarga de cortar la leña para alimentar el fuego de la salamandra.

Pese a no haber ido al colegio y en consecuencia no saber leer ni escribir, los adelantos tecnológicos no pasaron por alto en la vida de Ana. Tanto es así que a su edad maneja perfectamente el teléfono celular.

Las tristezas (perdió a una de sus hijas hace algunos años y a una de sus nietas) no aplacaron el ánimo de la mujer que anoche soplaba 101 velitas en una parrilla de Pilar.

 

Comentarios