Cine Teatro Gran Pilar, a medio siglo de su inauguración

domingo, 11 de abril de 2010 · 00:00

Gran Festival Benéfico Artístico Cinematográfico llevado a cabo en el Cine Teatro Gran Pilar el 17 de julio de 1966. Luego se realizó una cena en honor a la troupe artística participante, en el Club Sportivo Pilar. En el fotograma se encuentran, parados de izq. a der.: Edmundo Rivero, Gelo Rodríguez y un adolescente Sergio Fracalossi. Sentados: Miguel Ángel Castro, Rodolfo Crespi, nuestro siempre recordado y querido Alberto Olmedo (primera vez que visitaba Pilar), Fidel Pintos, Lole Cassia (esposo de Lolita Torres y padre de Diego Torres) y por último, uno no identificado. 

 

 

En 1960, con la inauguración del Cine Teatro Gran Pilar, en la esquina de San Martín y Bolívar, se ganó una nueva sala cinematográfica para los amantes pilarenses de la pantalla plateada. A una cuadra del mismo y también a la vera de la plaza 12 de Octubre se alzaba, desde 1940, el Cine Teatro Gran Rex.

El Gran Pilar comenzó su actividad con la premiére del film de Leopoldo Torre Nilson, “Fin de Fiesta”, con Arturo García Buhr, Leonardo Favio, Graciela Borges (hoy vecina de Pilar), Lidia Lamaison, Lautaro Murúa y Emilio Guevara.

Ambas salas cinematográficas alternaban la proyección de films con relevantes obras teatrales puestas en escena por los elencos de los radioteatros de Radio del Pueblo o Porteña, de la mano del autor, intérprete y director Juan Carlos Chiappe “El Rey del Teatro”.

En una de sus obras que se titula “Por las calles de Pompeya llora el fatigo y la Mireya” creó el personaje de “Minguito” que posteriormente tuvo la genial interpretación de Juan Carlos Altavista.

El público pilarense de otrora se deleitó viendo su eximio trabajo actoral, y entre las obras de Chiappe puestas en nuestros escenarios se destacan: “La historia de Juan Barrientos Carrero del 900, “El dolor de un gran amor”, “Paquita la del café de los Angelitos”, “Nazareno Cruz y el lobo” (en 1975, Juan José Camero –también hoy vecino de Pilar- protagonizó su memorable Nazareno a las órdenes del maestro Leonardo Favio).

El 5 de octubre de 1961, la compañía de Radioteatro de Femando Siro, junto a la primera actriz Elena Cruz, recrearon en dicho escenario, la obra de R. Valenti, “El galleguito de la cara sucia”.

Cabe destacar que hubo dos funciones a las 18:15 hs. y a las 21:45 hs. y el precio único de la entrada era de $40 de la época.

La concurrencia de espectadores para ver dicha obra fue de impresionante magnitud, siendo esto un hecho no fortuito ya que la pareja gozaba de gran reconocimiento popular debido a su labor radial, circunstancia que, sin lugar a dudas, fue conocida y aprovechada por la empresa Vita Films.

Por primera vez en el Cine Teatro Gran Pilar se celebraron, en febrero de 1962, Ocho Grandes Bailes de Carnaval, amenizados por la renombrada orquesta típica del maestro Osvaldo Fresedo. Hecho que no se volvió a repetir, ya que el desnivel del piso, característico de esta sala cinematográfica, provocaba un cómico y fastidioso encuentro entre los danzarines hacia el declive del salón, razón por lo cual la empresa Vita Films abdicó a la idea de usar la instalación del cine como pista de baile.

En el Gran Pilar se proyectaron los grandes estrenos que engalanaron al cine argentino, como fueron: “Un guapo del 900”, “La mano en la trampa”, “Piel de verano”, “Prisioneros de una noche”, “Hombre de la esquina rosada”, “La novia”, “La pérgola de las flores”, “Pájaro Loco”, “Bicho raro”, “La cigarra no es un bicho”, “Juan Moreyra”, “La maffia”, “La Mary”, “Boquitas pintadas”, “La Patagonia rebelde”, “Quebracho”, “La tregua”, “La madre María”. Los resultados de la proyección de cintas nacionales eran óptimos para Vila Films.

Nuestra morada del cine de la calle San Martín culminó la proyección de películas al comienzo de los ‘90, para tomar la posta cultural con la presencia de estrellas en vivo, cuyas voces galardonaron nuestros aires pilarenses; como Sergio Denis, María Marta Sena Lima, Jairo, Sandro, Enrique Pinti, Vox Dei.

Cerrándose este ciclo con un inapreciable valor agregado nacional en la obra “Los Mosqueteros del Rey” con la actuación ovacionada de Darío Grandinetti, Hugo Arana, Jorge Marrale y Juan Leyrado, que llenaron de profesionalidad aquella noche de mi pueblo...

 

 

 

 

Vemos en el fotograma a un grupo de jóvenes pilarenses sentados en la escalera que conducía al segundo piso donde se encontraba el sector pullman del Cine Teatro Gran Pilar. Ellos son: adelante, Armando Mathías D’Auría, Daniel Deluca; segunda fila, Peggy Tito, Néstor Miguel López Aranzasti; atrás, Victorio Francisco Vergani (con corbata) y al fondo Beto Coronel.

 

 

 

Afiche de “Juan Moreira” Leonardo Favio, 1973.

 

 

 

Afiche de “Hombre de la esquina rosada” (1962).

 

 

 

“El dependiente” (1968-1969), de Leonardo Favio.

 

 

 

“La Mary” (1974), de Daniel Tinayre.

 

 

Afiche de películas religiosas que se proyectaban en el Cine Gran Pilar en Semana Santa, una tradición de mediados del siglo pasado que hoy ha quedado en el olvido.

 

 

“Los mochileros” (1970), de Emilio Vieyra.

 

 

Afiche de la película mexicana “El Padrecito” (1964) de Miguel M. Delgado, con Mario Moreno “Cantinflas”, un actor muy querido por el público argentino.

 

 

 

 

Edificio del Cine Teatro Gran Pilar ubicado en la esquina de San Martín y Bolívar, cumpliendo sus primeros 50 años. Fue inaugurado con la proyección del filme nacional “Fin de fiesta” de Leopoldo Torre Nilsson.

 

 

Afiche del filme “Basta de mujeres” (1977), de Hugo Moser, con Alberto Olmedo y Susana Jiménez. Fue éxito de taquilla en el Cine Gran Pilar.    

 

 

Todas las fotos pertenecen a la colección personal de  Armando Mathías D’Auría.

Comentarios