Los famosos le dan una mano al centro de rehabilitación municipal

A ellos se suma Ignacio Rizzi, pilarense que preside una fundación. Organizarán una velada de gala con Los Nocheros. El lugar atiende a más de 3.500 personas por mes.
jueves, 11 de marzo de 2010 · 00:00

Autoridades dieron cuenta ayer de los avances del centro de rehabilitación.

 

Buenas noticias para el centro de rehabilitación municipal “Pilares de Esperanza”: la modelo y actriz Araceli González junto su pareja, el también actor Fabián Mazzei, han decidido apadrinar a la institución, con el objetivo de promover acciones que permitan recaudar fondos para adquirir elementos necesarios para el crecimiento de la institución. La primera actividad será una exclusiva velada de gala en la que actuarán Los Nocheros.

El hecho fue anunciado ayer por el propio director del centro, Fabián Nápoli, junto a la concejal María del Carmen Rodríguez de Zúccaro (iniciadora del proyecto) y las autoridades de la Secretaría de Salud, Jorge Del Río y Gustavo Niotti. Además, adelantaron que se está conformando una cooperadora. Luego de la conferencia, en la que se presentaron los profesionales del centro, se realizó una recorrida por el lugar.

En cuanto a los flamantes padrinos, Araceli visitó el centro de rehabilitación el pasado sábado, recorrió las instalaciones y no dudó en dar una mano, al igual que su pareja. A su vez, también dio el presente para sumarse como padrino Ignacio Rizzi, vecino de Del Viso que preside la Fundación Rugby Amistad, entidad que nuclear a ex rugbiers que sufrieron graves lesiones espinales.

Por su parte, los artistas idearon la organización de un evento de gala en un salón del distrito, con fecha a confirmar, aunque se estima que ocurrirá en la segunda quincena de mayo. Si bien se descuenta la presencia de una buena cantidad de personalidades del espectáculo, está prácticamente asegurado que el número central de la noche será la presentación de Los Nocheros.

 

Sueño cumplido

En el encuentro de ayer, María del Carmen Rodríguez expresó que la construcción del centro de rehabilitación “fue un sueño que en 2005 comenzó a levantar sus cimientos. En ese momento nos conformábamos con una recepción, baños, una cocina y dos consultorios, ya era tarea cumplida. Pero el sueño fue creciendo, no nos quedamos con esto, y lo logramos con la ayuda de muchas personas y empresas”. A su vez, destacó que “nunca se recibió dinero, siempre materiales y elementos que necesitábamos”, y destacó que aún en la actualidad “queremos elementos y no dinero, la premisa sigue siendo esa”.

Con respecto a las futuras obras, la concejal afirmó que “no podemos quedarnos con los 2 mil metros que tenemos actualmente: todavía no hay un comedor, necesitamos un lugar para talleres de padres, más consultorios... Y quizás, en un futuro, poner algunas camas de internación. Esto crece día a día y hay que pensar en el mañana.”.

 

En crecimiento

Inaugurado en octubre de 2009, el centro de rehabilitación “Pilares de Esperanza” fue aumentando sus prestaciones, hasta llegar en la actualidad a unas 3.500 atenciones por mes, aumentando un 15% con respecto al año pasado. Entre otras disciplinas, se hacen tratamientos de Kinesiología, Terapia Ocupacional, Psicología y Fonoaudiología.

El director del lugar, Fabián Nápoli, explicó que el incremento se dio “a partir de una reestructuración interna, y en especial por las admisiones: antes se hacían con un solo profesional y ahora las hacen tres grupos. De acuerdo a este incremento, tuvimos que incorporar más profesionales y aumentamos la carga horaria en varias disciplinas. Así se redujo el tiempo de espera para el ingreso del paciente, y trabajamos para eliminar las listas de espera en el futuro”.

Además, comentó que se está tramitando una autorización del Centro Nacional de Rehabilitación “con la que vamos a poder recuperar las prestaciones que hacemos, facturándoselas a la obra social del paciente. Eso permitirá tener fondos propios para aumentar la calidad del lugar”.

 

Comentarios