CRITICÓ A ACHÁVAL

El gobierno confía que la denuncia de malversación “no va a ir a ningún lado”

El jefe de Gabinete afirmó que la obra en Peruzzotti fue reemplazada por otros trabajos. Y que solo se pagó por lo hecho. Pero dejó dudas sobre los cobros de la constructora.

El gobierno confía que la denuncia de malversación “no va a ir a ningún lado”

RESPUESTA. Martignone criticó a los autores de la denuncia.

El jefe de Gabinete del Municipio, Juan Pablo Martignone, salió ayer a cruzar al Frente Pilarense a raíz de la denuncia que los opositores presentaron por el supuesto desvío de $15 millones que debían destinarse a una planta cloacal en Peruzzotti que, finalmente, no fue construida.
En varias entrevistas radiales, ayer por la mañana, Martignone, afirmó que los trabajos fueron cambiados de su plan original por pedidos de los vecinos, aunque indicó que las nuevas obras están realizadas y terminadas.
“La denuncia no va a ir a ningún lado, como el resto de las denuncias que viene haciendo Federico Achával. No se encuentra cómodo con las obras que hacemos, supongo que le gustaba más su gestión, en la cual no tiene ninguna obra para mostrar”, disparó.
A su vez, señaló que “el camino que encontró es el de estas supuestas denuncias judiciales que no llegan a nada. La más patética fue la que demoró obras de asfalto para los vecinos, pero en este caso ni siquiera va a pasar eso”.
Sobre los trabajos, Martignone reconoció que “es cierto que se iba a resolver colocando una planta modular, pero los vecinos estaban un poco preocupados con la ubicación. Por eso, luego de una mesa de trabajo de varios meses se decidió una alternativa; conectarse a través de una vieja red de Villa Verde, se hizo a lo largo de 2018. Para eso hubo que buscar financiamientos”.
En este sentido, afirmó que “una vez que esté conectada en Villa Verde se va a poder conectar Peruzzotti. Al final es una mejor solución, aunque llevó más tiempo”.
El funcionario comentó que desde lo administrativo “es un proceso lento y engorroso, necesita todas las aprobaciones del ADA y la OPDS. Está terminado, para el proceso de firma la adenda (con la obra terminada), cuando esté finalizado se enviará para su ratificación al HCD. Todos los papeles y secuencias administrativas están en orden”.

Dudas
Martignone desmintió que se haya pagado a la empresa (Tordel) por adelantado: “Hubo adelantos como en toda obra pública, previstos por la ley”.
De todos modos, aseguró que en el caso de Peruzzotti “los fondos que recibió la municipalidad están todos ejecutados. Incluso tenemos más ejecución que los fondos que recibimos. Estamos al día en términos administrativos y legales”. 
En lugar de la planta depuradora, en Peruzzotti “se hicieron dos estaciones de bombeo”, dijo. 
“Los fondos fueron efectivamente todos ejecutados y están rendidos en Nación como parte de convenios bastante complejos, en los que están incluidos los de Agustoni, Salas, Monterrey y Peruzzotti”, reiteró. 
El Diario tuvo acceso a certificados de obra firmados por el secretario de Obras Públicas, Guillermo Iglesias, y otros funcionarios, mediante los que la constructora Tordel gestionó pagos. En esos certificados se incluye la planta depuradora no instalada.
- Para cambiar de obra ¿se hizo una nueva licitación o se pagó lo que estaba previsto para la planta en otro lado? - preguntó el periodista.
“Es una combinación de las dos cosas. Por un lado había provisión de planta modular que ya estaba hecha y se usó esa misma planta en Monterrey, como parte de los mismos convenios. Estamos en proceso de las adendas”, respondió Martignone. 
De todos modos, dijo desconocer quién cobró por la planta. “Probablemente a Tordel pero desconozco”, dijo. 

 

“Se va a demostrar que Tordel cobró por certificados de obras que se hicieron”. JUAN PABLO MARTIGNONE


El dato
La Justicia Federal de Campana ya requirió en las últimas horas al Municipio los expedientes vinculados a la denuncia por supuesto desvío de fondos.
 

21
31
Comentarios Libres