VACAS FLACAS

Obras: el gobierno reflota la apuesta al segundo semestre

Con menos recaudación de lo esperado, los fondos propios no alcanzan. Y los recursos de Provincia y Nación llegan a cuentagotas. La esperanza está en la última parte del año.
domingo, 18 de marzo de 2018 · 00:00

Después de un 2017 holgado, que incluyó un contundente triunfo en las legislativas, el gobierno de Nicolás Ducoté empezó el año con signos de preocupación. 
El crecimiento de la recaudación propia fue menor al  esperado, pese al aumento de las tasas. Eso se suma al cambio de modalidad en el reparto de los fondos provinciales, que este año ya no llegan automáticamente, y a los retrasos de la Nación para girar dineros, incluso los que ya estaban comprometidos. 
Esos tres elementos se conjugan en un frente de tormenta que pone en discusión un factor clave para el gobierno pero más aún para los ciudadanos: la obra pública. 
Por eso, con un panorama complicado en el corto plazo, el intendente Nicolás Ducoté desempolvó la zanahoria que el Gobierno Nacional esgrimía en aquel, ya lejano, primer año de mandato: todo será mejor en el segundo semestre.
En una reciente entrevista, Ducoté aseguró que pese a las condiciones adversas en las que empezó el año económico, el 2018 “estará muy cargado de obras en el segundo semestre”. 
Aunque admitió que “lo ideal sería un ritmo parejo en todo el año”, se esperanzó con que el año volverá a ser récord. 
Uno de los principales escoyos es provincial. Por primera vez desde que María Eugenia Vidal asumió la gobernación, este año no estará vigente el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), un sistema automático de traspaso de recursos para obras a los municipios. 
En sus dos años de vigencia, el FIM fue especialmente generoso con los distritos gobernados por Cambiemos, y Pilar se benefició en ese reparto. 
Pero este año, los fondos serán girados por convenios específicos, proyecto por proyecto, lo que demora mucho más tramitación y comienzo de los trabajos. De hecho, en lo que va del año, el Municipio y la Provincia aún no se sentaron a hablar del tema. 
Ducoté dijo que espera recibir de la Provincia prácticamente la misma cantidad de recursos que en el 2017, unos 240 millones de pesos, lo que tampoco es una buena noticia si se tiene en cuenta la inflación.
Para cerrar el combo, en 2018 bajó el Coeficiente Único de Distribución de la coparticipación para Pilar, por lo que también el chorro de ese grifo crecerá un poco menos de lo esperado.

Caja pisada
Desde la Nación, el panorama no es mejor. Ducoté admitió que desde diciembre, el gobierno de Mauricio Macri “pisó la caja” y limitó el flujo de fondos para obras que ya estaban comprometidas e incluso iniciadas.
El resultado está a la vista: obras inconclusas desde hace meses en varias zonas. Las calles Saraví, en La Lonja, y  O’Higgins, en Peruzzotti, son dos ejemplos. En ambos lugares, lo que fue en principio motivo de alegría para los vecinos, terminó generando malhumor.
De hecho, el propio Ducoté asegura que recién llegaron los primeros 3 millones de pesos para la calle Saraví. 
El punto fue tema de conversación entre Ducoté y el jefe de Gabinete de Macri, Marcos Peña, que lo visitó la semana pasada para participar del primer timbreo del año.
La respuesta no fue alentadora: “Me dijo que están siendo prudentes ellos también con la caja, quieren un ordenamiento parejo, muy fuerte en el sentido de ordenar las cuentas y reducir el déficit”, reseñó Ducoté. 

 


ENFOQUE

Día a día

POR DIEGO SCHEJTMAN

Hay algo más preocupante aún que la incertidumbre sobre el nivel de obras públicas que el gobierno podrá realizar este año. Es la gestión del día a día, el complejo mantenimiento de un distrito extenso y con décadas de atraso en materia de infraestructura. 
Los centros de Pilar y las localidades muestran un deterioro lento pero constante. Los baches que aparecen un día siguen ahí a la semana siguiente y la otra. Son cada vez más grandes. 
Este año, se dividió el distrito en tres y hay reuniones periódicas con los vecinos para fijar prioridades, en una apuesta a mejorar este aspecto. Pero para pasar de la palabra a la acción se requieren fondos. Esa es la parte difícil.
Aún se está lejos del nivel de parálisis del 2016, con calles bombardeadas de pozos y basurales en cada esquina. Pero el recuerdo vuelve, demsiado fresco. 

Comentarios

19/3/2018 | 18:01
#4
Nos rompieron el or... con los tarifazos y te quejas de que se recaudó poco ?????????????????????????????????????????
18/3/2018 | 23:21
#3
Recortaron la foto sacando a Trindade , como se nota que les molesta la pata peronista apostando al cambio !!
18/3/2018 | 15:37
#2
Tremendos delincuentes: la Ruta 8 está sin terminar hace como 3-4 meses sin avances, Saravi igual, los pozos volvieron como hace tiempo, mucha mugre y pocas luces en Pilar. El ABL aumentó de manera vergonzosa. Estado lamentable de todo, y sin embargo hace 5 meses la mayoría los eligió de nuevo. Hay algo que no entiendo ¿somos masoquistas?
18/3/2018 | 12:52
#1
Es así, los baches están volviendo, las calles de tierra intransitables, unas con grandes huellones, otras con una capa de 10 cm. de tierra hecha talco, otras llenas de basura y otras con exuberante vegetación a ambos lados. Pero, creo que para el 2019, año electoral, habrá soluciones mágicas. La estrategia está a la vista apretar hasta el fondo, para luego aflojar, cuando hay elecciones.