Austeridad, la clave en el inicio de la era Ducoté

El intendente electo dijo que los primeros meses deberá “administrar la escasez”. Buscará garantizar servicios básicos. Presupuesto y tasas, en la mira.

20 de noviembre de 2015 - 00:00

El inicio de la nueva era política para Pilar estará marcado por un signo: el de la austeridad. Así lo admitió el intendente electo, Nicolás Ducoté, que auguró unos primeros meses en los que deberá “administrar la escasez” para tratar de garantizar los servicios esenciales y hasta los sueldos del personal.

Ayer, a su regreso de la luna de miel que lo había mantenido 10 días fuera del país, Ducoté tuvo un raíd de entrevistas con medios locales. En todas, abrió el paraguas frente a un inicio de gestión que anticipa complicado.
“Entiendo que los primeros meses van a ser difíciles, pero esperamos contar con el acompañamiento y alguna paciencia del pueblo pilarense para que apenas podamos ordenar las cuentas empezar a construir el cambio”, dijo Ducoté en su paso por FM Plaza. 
En ese sentido, anticipó que las prioridades serán “cuidar las cuestiones que tienen que ver con la vida de la gente”. Entre ellas, ubicó “la salud, algunos temas de seguridad y tratar de cumplir con las obligaciones del pago de sueldos y aguinaldos”. En este último caso, sin embargo, deslizó que esos recursos “hoy no están garantizados”. 
De hecho, por primera vez en una década, la gestión saliente de Humberto Zúccaro anunció ayer que se atrasará una semana el pago de salarios a los empleados. De los aguinaldos aún no hubo noticias.
Sobre ese tema, Ducoté dijo estar “seguro del esfuerzo que está haciendo la gestión actual para cumplir. Vamos a hacer el mayor esfuerzo, pero entiendo que habrá que establecer prioridades”.
“Hay que administrar la escasez inicial en diciembre, enero y febrero que son los meses más difíciles cuando hay un cambio de signo político”, advirtió el futuro jefe comunal. 
A la vez, señaló la necesidad de “entender la cuestión estructural: con qué deuda queda el Municipio y con qué recursos e ingresos vamos a contar en los primeros meses”. 

Recursos
Parte de los recursos a los que hace referencia Ducoté tendrán que ser definidos en el marco de la transición. Antes del 30 de diciembre, deberá quedar establecido el presupuesto 2016 y al menos un bosquejo del esquema de tasas.
“Quiero ser muy modesto en los números presupuestarios para sincerarlos para separar la recaudación propia de los fondos nacionales”, explicó. Y anticipó para el año que viene “un presupuesto parecido al actual, en el orden de los 2 mil millones de pesos”. 
De todos modos aclaró que esos números deben contemplar “una inflación del 25 al 33 %”.
En ese sentido, también deberá definir el valor de las tasas municipales para su primer período fiscal como intendente: “La idea es minimizar el impacto sobre el bolsillo, pero algunas cosas tienen que aumentar acompañando la inflación”, admitió.
En el marco de las definiciones, adelantó su voluntad de no tocar la tasa de Seguridad e Higiene, que grava a la actividad económica desde los pequeños comercios hasta las grandes industrias, bancos e hipermercados. 
“Ese es un lugar donde el Estado tiene que hacer mucho todavía para mejorar la contraprestación de servicios”, analizó.
En cambio, prevé alguna suba en la tasa de Mantenimiento de la Vía Pública y Servicios Generales (el ex ABL), pero evitó hablar de porcentajes. “Hay que analizar cuánto deben ser aumentados los recursos para compensar la inflación, no tengo una decisión tomada”, dijo.

Cambio
Con los números domados, hacia el segundo trimestre del 2016, Ducoté espera poder empezar a plasmar las que habían sido las prioridades que definió durante la campaña. 
Una de ellas será “duplicar el presupuesto en seguridad” aunque admitió que no sabe “si lo vamos a lograr este año”. 
También apunta a “encarar la mayor construcción de jardines de infantes en los próximos 4 años para atender al menos la mitad de la matrícula sin vacantes”, que en el 2016 será de unos 3 mil chicos de entre 3 y 5 años.
También aspira a retomar la obra paralizada del futuro hospital. “Sabemos que con recursos municipales al principio va a ser difícil, pero si hablamos con Nación y Provincia y ordenamos las cuentas propias vamos a poder”, se esperanzó. 
También habló de la realización de “grandes obras” para frenar las inundaciones y extender las redes de agua y cloacas. “Ese será el legado de la gestión, pensado para las vidas por venir”, y señaló que para eso no se puede esperar cataratas de inauguraciones: “Hay que hacer mucho de a poco”. 

Ducoté y…
• Las tasas 
“La idea es minimizar el impacto sobre el bolsillo. Pero algunas cosas tienen que aumentar acompañando la inflación”.   
“Seguridad e Higiene no, porque es un lugar donde el Estado tiene que hacer mucho para mejorar la contraprestación de servicios”.
• El presupuesto
 “Quiero ser muy modesto en los números presupuestarios para sincerarlos y separar los de la recaudación propia de los fondos nacionales”. 
Dijo que para el año que viene prevé “un presupuesto parecido al actual, unos 2 mil millones de pesos”, aunque con el impacto de una inflación “de 25 al 33%”. 
• El gabinete
El equipo de gobierno comenzará a definirse la semana que viene, después del balotaje. Pero no estaría completo de inmediato. Es que hay nombres que podrían quedar tanto en Pilar como ir a Provincia, Nación (si gana Macri) o a otro municipio.
Por eso, dijo que “muchos que están como funcionarios van a tener garantizado su trabajo, con otras prioridades de gestión” aunque “no en la primera línea”.
• Los cortes de luz
“Cuando se acerca el verano estas cosas nos complican y la situación es dramática”, definió. “Quiero robustecer el sistema de energía, trabajando con recursos nacionales y viendo qué se puede hacer desde Provincia y Municipio para garantizar la mejor provisión de energía”.
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar