La Salud en el ojo de la tormenta

Pacientes denuncian falta de insumos y los médicos, problemas con la comida. El área admite  “inconvenientes” con proveedores, pero dice que todo funciona normalmente.  

19 de noviembre de 2015 - 00:00
En sus últimos días el gobierno de Humberto Zúccaro vuelve a sufrir denuncias de mal funcionamiento y faltantes de elementos. Esta vez, es en los hospitales del distrito donde pacientes aseguran que no hay insumos y los profesionales acusan que dejaron de proveerles almuerzo y cena.
En ese sentido, el secretario del área, Pablo Atchabahián, desestimó las quejas y aseguró que no existen sobresaltos.
Si bien reconoció que hubo “inconvenientes” con el proveedor de la comida de los médicos, aseguró que a las guardias se les preparaba el almuerzo y la cena en las cocinas de los mismos hospitales.
Al mismo tiempo, remarcó que ayer por la tarde, la Comuna solucionó las diferencias con el proveedor, las que dijo desconocer y sugirió podrían haber sido económicas.
Atchabahián resaltó que los profesionales “nunca dejaron de recibir su comida” y aclaró que a los pacientes “jamás se les cambió el menú”.
El funcionario dijo que si bien la problemática existió, nunca fue grave porque se suplantó la vianda que les brinda el servicio tercerizado por la que se cocina en los nosocomios.
“Fueron solo unos pocos días que tuvimos que implementar ese sistema y ya en la tarde de hoy (por ayer) todo volvió a la normalidad”, insistió Atchabahián, que relativizó los dichos y los apuntó al final de su gestión. 
Mientras que insinuó que son cosas que pasan en un cambio de Gobierno y disparó: “Siempre hay alguien que lanza estos reclamos infundados”.
El secretario de Salud de Humberto Zúccaro señaló: “Estamos llevando adelante una transición hermosa con la gente de Nicolás (Ducoté) y la verdad no hay ningún tipo de inconvenientes”.

Insumos
En tanto, Atchabahián también descartó que sean ciertas las denuncias de los pacientes que hablan de falta de elementos básicos en el nosocomio céntrico.
El profesional que dirige la Salud pilarense, aseguró que “no hay faltantes de insumos” y ante los dichos de los pacientes, remarcó: “Alguna vez el proveedor pudo haber entregado tarde el pedido, pero faltar nunca”.
Las denuncias fueron varias, pero entre ellas la más grave fue la que realizó Carlos Duberti, que contó que desde hace una semana su hijo está internado en el Hospital Sanguinetti, tras sufrir un accidente y desde entonces tiene que hacerse cargo de los materiales básicos: “No tienen nada, tengo que comprar hasta las gasas, las vendas y el Pervinox”, declaró el hombre, mostrando una boleta de la farmacia por 143 pesos. 
Y agregó: “Al hospital lo están vaciando. Estoy gastando un promedio de 150 pesos por día. Hay gente que no puede hacerlo o incluso necesita mucho más, es una vergüenza” (ver página 3).
Atchabahián insistió en que “no pasan estas cosas” en el sistema de salud local y de la misma manera, dijo que no hay faltantes, ni “robos” de elementos como se rumorea.
Por otra parte, el médico descartó que esa problemática haya sido la causante de la renuncia de algún profesional, como lo señaló otra paciente, Mariela González, que denunció que su traumatólogo no la operará porque dejó el nosocomio ante “la falta de insumos, el vaciamiento del hospital y que debía poner dinero de su bolsillo”.
“No sé cuáles fueron los motivos de su renuncia, pero esos seguro que no”, dijo el funcionario. 


El dato
La directora del Hospital Pediátrico Federico Falcón, Isabel Fernández, habló con FM Plaza y sus declaraciones fueron en coincidencia con las de Pablo Atchabahián. La mujer lanzó: “Lamento muchísimo que estén utilizando este tipo de cosas”.


150
pesos es el monto que familiares de pacientes aseguran que gastan por día en insumos básicos para un internado en el hospital.

 

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar