No la operan por falta de médico

19 de noviembre de 2015 - 00:00
Mariela González tenía todo para cambiar la prótesis de su rodilla y le suspendieron la cirugía en el Hospital Juan Cirilo Sanguinetti por la renuncia del traumatólogo cirujano que la atendía.
“Mi mayor problema es que yo ya tengo paga la prótesis y me aumenta mientras no la retire”, contó la mujer que trabaja como empleada doméstica y cuenta con la obra social del sector.
“Elegí atenderme por el hospital con la obra social porque quería seguir atendiéndome con el mismo médico”, contó González.
Pero cuando tenía todo para realizarse la cirugía e incluso la autorización para internarse, se encontró con una traba muy complicada. “El médico me atendió y me dijo que él no me podía operar porque renunciaba al hospital”, contó la mujer y agregó: “Me dijo que estaba cansado de poner plata de su bolsillo porque en el hospital no había insumos, que programaba cirugías y nunca tenía el quirófano a disposición, que no hay anestesista y que él no me iba a operar porque ya no volvía al Sanguinetti”.
Incluso, según contó Mariela, el profesional habría acusado: “Se están llevando todo del hospital, cada vez está peor” y se despidió de la paciente sin que ella pudiera comprender lo que sucedía. 
Ante esta novedad, González quedó sin poder operarse y recibió llamados de la ortopedia donde compró su prótesis, que se la pagaron sus empleadores y se la descuenta mensualmente de su sueldo, que le informaban que incrementaba su costo con el correr de los días.
“Jamás pensé que el doctor José Yarza me iba a decir eso, mi primera reacción fue decirle y a mí qué me importa todo eso, necesito operarme y cambiar mi prótesis para poder caminar”, explicó la mujer.
Lo peor para González, es que deberá esperar que llegue otro traumatólogo cirujano al Sanguinetti o empezar de cero todos los estudios en otro nosocomio, volver a tramitar las autorizaciones de su obra social para poder cambiar la prótesis de su rodilla.

En su desesperación, González remarcó que pidió una audiencia con el director del hospital, Néstor Quiñones, quien no le dio más solución que “esperar que llegue otro especialista”.  

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar