La Corte suspendió al fiscal general de San Isidro

19 de noviembre de 2015 - 00:00
La Suprema Corte de Justicia bonaerense separó de sus cargos mediante una licencia por 120 días al fiscal general de San Isidro, Julio Novo, y a sus adjuntos, Rodrigo Caro y Eduardo Vaiani, quienes son investigados por el presunto encubrimiento a una red de narcotráfico vinculada al asesinato de tres ciudadanos colombianos.
El máximo tribunal provincial informó, además, que se dispuso que la procuradora general, María del Carmen Falbo, suspenda en sus funciones a las secretarias de esa fiscalía, Melisa Fernanda Rey y Mariana Busse, “hasta el pronunciamiento definitivo en el proceso penal al cual se encuentran sometidas”.
Los funcionarios judiciales son investigados en una causa que instruye la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, a partir de una denuncia de otro fiscal del distrito, Luis Angelini, quien entendió que Novo y sus subordinados estaban obstaculizando sus investigaciones.
Este fiscal consideró que el encubrimiento fue cometido cuando él descubrió vinculaciones entre los asesinatos de tres colombianos y los hermanos Gustavo y Eduardo Juliá, hijos de un ex jefe de la Fuerza Aérea Argentina, quienes están condenados y presos en España luego de que les encontraran una tonelada de cocaína en su avión.
En la resolución que otorga las licencias e implica una separación de los cargos, los jueces de la Suprema Corte Juan Carlos Hitters, Luis Genoud, Eduardo Pettigiani y Eduardo de Lázzari recordaron la existencia de este expediente, en el cual Novo y los otros imputados fueron citados a indagatoria entre fines de octubre y comienzos de este mes.
Además, el máximo tribunal bonaerense subrayó que en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios se abrió un sumario a los mismos a raíz de una denuncia del actual director de la Escuela Nacional de Inteligencia Marcelo Saín. 

 

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar