Ahora el Pro pone paños fríos a las denuncias de “robo”

Ducoté había marcado que se llevan elementos de distintas dependencias. Ayer, uno de sus colaboradores directos dijo que fueron “hechos aislados” y que “No volvieron a ocurrir”.

14 de noviembre de 2015 - 00:00
Un día después de que el intendente electo Nicolás Ducoté saliera en medios nacionales a confirmar las denuncias de robos en las dependencias municipales, uno de sus colaboradores más cercanos le puso paños fríos al asunto.
Juan Pablo Martignone, una de las cabezas de los equipos técnicos que Ducoté puso a trabajar en el Municipio, fue el encargado de bajarle el tono a las acusaciones y hasta descartó la denuncia que indicaba que se estaban llevando “10 millones de pesos” en materiales y objetos de las oficinas municipales, asegurando “es un número exagerado que no sé de dónde salió”.
Por ahora, Martignone se desempeña como coordinador de los equipos técnicos que llevan adelante la transición entre el zuccarismo y el futuro gobierno, pero quienes están cerca del armado del mandatario electo, remarcan que es y será su mano derecha.
En diálogo con El Diario, Martignone le bajó el precio a la polémica y aseguró que todo transcurre con normalidad, en una transición que denominó como “proceso ejemplar”, en comparación con otros distritos donde el Pro desplazó a barones del Conurbano.
Luego de los dichos del futuro jefe comunal, que se encuentra de luna de miel en México y que desde allá dialogó con medios nacionales, sumándose a sus colegas partidarios, Martignone señaló: “llevamos tranquilidad a la gente y no tuvimos más hechos, ni denuncias desde hace dos días”.
En ese sentido, el hombre de confianza de Ducoté subrayó: “fueron hechos aislados que no tienen significación económica, hizo ruido en algunas oficinas donde pudo faltar alguna computadora o rompieron algo, cosas que no deberían pasar y que empañan un proceso de transición ejemplar”.

Sube y baja
En los últimos días la polémica por los robos fue un tema nacional que ocupó pantallas, parlantes y hojas de medios nacionales durante varios días mostrando lo que aseguran ocurría en los municipios ganados por el Pro.
La primera piedra en Pilar la tiró la excandidata a diputada bonaerense, María Rosa Batalla, que habló de robos por un monto de “10 millones de pesos”, cifra desmentida ayer por Martignone.
Un día después, el concejal electo Miguel Gamboa dijo que “la transición se lleva adelante con normalidad”. Pero el propio Ducoté volvió a echar nafta al fuego y confirmó las denuncias a través de Radio Mitre. Ayer Martignone puso hielo al extraño ida y vuelta de Cambiemos. 
 
Deuda municipal
Obras viales bajo la lupa 
Una de las frases más repetidas por el intendente electo Nicolás Ducoté en cada entrevista, es que recibirá “la deuda más grande de la historia de Pilar”. Esa expresión tiene como eje varias prestaciones que el Municipio deberá pagar a empresas que ejecutaron obras viales o proveyeron materiales para que estas se lleven a cabo.
En ese contexto, el coordinador de los equipos técnicos Juan Pablo Martignone, señaló: “estamos identificando, junto con el gobierno actual, cada una de esas obras para certificar que hayan sido realizadas”. Al mismo tiempo, los futuros funcionarios buscan saber por qué trabajos o materiales cobró cada una de las empresas y proveedores.
Si bien todavía no hay números concretos, aseguran que el déficit que dejará la gestión de Humberto Zúccaro será “muy grande”.
En tanto, el Presupuesto 2016 está en plena confección y según Martignone, lo siguen realizando los mismos trabajadores que vienen haciéndolo y remarcó que Ducoté y sus equipos intervendrán con opiniones sobre inversiones y prioridades que tendrá su gestión. 
Por otra parte, analizan cómo será el próximo organigrama municipal y no descartan la posibilidad de desdoblar y unir secretarías y direcciones. “Lo estamos estudiando, como lo dijo Nicolás (Ducoté), el 23 de noviembre comenzará a armar el Gabinete”, aseguró Martignone. 
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar