Dio los golpes justos

Atlético superó 2-0 a Mutual TV con goles de Marcos Fernández en el final de cada tiempo. Llega con ventaja a la revancha y sueña con el ascenso.
 

16 de marzo de 2014 - 00:00

 Atlético golpeó con precisión y en los momentos justos para imponerse como local por 2-0 sobre Mutual TV y quedó bien posicionado de cara a la revancha, que se disputará el próximo fin de semana en Luján. Con dos goles de Marcos Fernández, el primero sobre el cierre de la primera etapa y el segundo cuando promediaba el encuentro, el equipo de Pilar se aseguró los tres puntos del encuentro de ida de la Primera Fase de eliminación directa del Torneo del Interior y avivó el sueño de ascender al Torneo Argentino B.

El Rancho había llegado envalentonado por las dos goleadas y el funcionamiento aceitado que mostró en los últimos encuentros de la fase de grupos, pero necesitó varios llamados de atención para entrar en sintonía. Al minuto de juego, el Sindicato de la Televisión avisó con un remate desviado y Atlético respondió con un tiro libre de Maximiliano Ibáñez que pegó en el ángulo superior derecho. Los locales se afianzaron, aprovecharon el ancho de la cancha de Fénix con los constantes desbordes de Fernando Gattinoni y tuvieron las situaciones más claras, en un primer tiempo parejo.
El gol llegó a los 39’, tras un córner jugado en corto para Marcos Fernández, que se paró en el vértice del área grande, remató a colocar y la clavó en el ángulo.
En el comienzo del segundo tiempo, los de Pilar estuvieron a punto a ampliar la ventaja con un cabezazo de Julio Policella que encontró bien parado al arquero Javier Balbuena. Con la ventaja, el local empezó a explotar la velocidad de sus delanteros con pelotazos a las espaldas de los marcadores de punta y generó varias situaciones de contragolpe. Le faltó precisión y decisión para terminar de vulnerar a la defensa de Mutual TV, pero ese déficit de profundidad lo contrarrestó con una sólida respuesta de sus defensores. La pareja de centrales Hernán Aceña y Pablo Procopio tuvo un partido ideal y neutralizó cada ataque del Sindicato, que se repitió en pelotazos frontales. No obstante, aunque no se descuidó nunca en defensa, la presión de cerrar el partido parecía jugarle en contra y el encuentro se fue trabando con infracciones. Hasta que se juntaron los Fernández de Atlético y liquidaron el juego: Marcos puso a correr a Gustavo, que había reemplazado a Sergio Ortigoza, éste la dominó en el área y asistió a su tocayo de sombrerito; el goleador no fue menos y definió con calidad por encima del arquero. Fue el 2-0 a los 42’ del complemento y le dio comodidad al Rancho, que el próximo fin de semana intentará asegurarse el pasaje a las semifinales.  



 
“Dejamos todo en la cancha y vamos con  dos goles a favor, es muy positivo. En los últimos minutos no tuvimos tanto la pelota, pero lo pudimos liquidar de contraataque”. Marcos Fernández
 
 
Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar