SECRETOS EN REUNIÓN

domingo, 12 de agosto de 2012 · 00:00

 

Madura el nocaut
Yamil Peralta y el intendente Humberto Zúccaro, con la típica postura de los púgiles. Fue durante el recibimiento que Del Viso le hizo al boxeador. Un conocido dirigente de la localidad bromeó que no tenía dudas quién ganaría en un choque entre ambos. A lo que uno de sus colegas le respondió: “seguro que Yamil pega más fuerte, pero quedate tranquilo que Zúccaro es mucho más rápido”. Como decía el gran Ulises Barrera, “cuando uno no quiere dos no pelean”.

Sin protocolos
El intendente parece haber encontrado un nuevo blanco para descargar su disgusto cuando algo le molesta en medio de los actos. En los últimos, no perdió oportunidad para reprochar el trabajo de “Protocolo”, a quienes no les perdonó una. Nombres supuestamente mal anotados, equipos de sonido que no funcionan correctamente, todo sirve para el reto, claro está, en público.

El galponcito del fondo
En eso parece haberse convertido el salón de reuniones del edificio administrativo del Concejo Deliberante. Últimamente en el lugar reservado a los debates, se apilan chapas, maderas, baldes y hasta sillas flojitas de tapizado. Además se suma otro problema. Sólo hay 12 pupitres, cuando los concejales son 20 (está bien que algunos brillan por su ausencia). Pero surge un nuevo inconveniente: los pupitres (escolares) en algunos casos son demasiado chicos para albergar la humanidad de los ediles más rellenitos.

¿Se viene el estallido?
Algunos señalan que el tema de las cooperativas de trabajo es un polvorín a punto de estallar. Los millones de pesos por año que se manejan en este programa no siempre tendrían los destinos para los que fueron creados. La aparición de una especie de arrepentido amenaza con hacer saltar todo por los aires, con nombre y apellido. ¿Se animará?

No sabe/No contesta
No es una de las opciones de respuesta que suelen incluir las encuestas. Se trata de la actitud que asume la concejal Liliana Monje cada vez que recibe alguna requisitoria periodística. No importa el tema ni lo incómodo de la pregunta, ella siempre apela a un no sé. Por esto, Zúccaro esta semana dijo que la edil “va a tener que cambiar un poco sus actitudes”. Pero cuando un periodista de El Diario se dirigió a la mujer y le preguntó qué actitudes tendría que cambiar (de acuerdo a los señalado por Zúccaro), ¿Saben qué dijo Monje”. Sí, adivinó: “no sé” fue la respuesta.

Con el parqué, no
Muy preocupado se lo vio a un alto dirigente municipal esta semana por el recorte provincial, que afectó entre otros, a dos guarderías de Pilar. No es que el hombre estuviera sensibilizado por la cuestión netamente social, su mueca de disgusto se dibujó porque con la malaria bonaerense hay nulas chances de que se concrete el híper y archi anunciado microestadio cubierto. 


Las frases de la semana

“No hay que cargar siempre contra los que pagan”. Humberto Zúccaro ante el posible aumento de impuestos provinciales en los countries. 

“No sé si me ganó, no sé qué golpes vieron los del jurado, pero ya está”. Yamil Peralta, minutos después de perder la pelea con el búlgaro Pulev en Londres.

“No hay peor gobierno en acción social que el actual”. Luisa Domenech, fundadora de la guardería Nuestra Señora del Pilar, que esta semana debió cerrar sus puertas por falta de aportes provinciales.

“No se tendrían que cerrar guarderías, tendría que ser al revés. Se tendrían que abrir más guarderías para sacar a los chicos de la calle”. Guillermo Metjer, sobre el cierre de la guardería de Monterrey, también por deuda de la Provincia.

“Me costó mucho llegar a ser quien soy y que me respeten”. Marcela Díaz, la primera pilarense que cambió de género en su DNI.


 

Comentarios