La nueva vidriera para el Ascenso

Esta temporada, la Liga Escobarense se instaló como la escala previa al profesionalismo. Al caso Riquelme, que llegó al Nacional B, se le suman una decena de ejemplos impulsados, en parte, por Fénix.
 
domingo, 12 de agosto de 2012 · 00:00

 

por Fernando Morales  f.morales@pilaradiario.com

 

Se puede afirmar que desde hace 5 años la Liga Escobarense de Fútbol marcha en contramano con respecto al fútbol grande de nuestro país y que en lugar en nivelar hacia abajo, como comúnmente se cuestiona en la Primera A, acá se nivela hacia arriba.

 

Desde 2007 hasta hoy, el torneo se consolidó como el campeonato de fútbol más importante de la región, superó dos veces su récord en cantidad de equipos inscriptos, se volvió más competitivo y agrandó su participación en el Torneo del Interior (ex Argentino C). Así sedujo a varios jugadores de renombre, entre lo que se destacaron el arquero Jorge El Flaco Vivaldo y el delantero Silvio Tweety Carrario

Ahora, una de las consecuencias, y a la vez evidencia, de este incremento en el nivel del torneo es la cantidad de jugadores que en los últimos meses dejaron el campeonato regional y se sumaron a los torneos grandes de AFA.

Dicho de otra manera, la Escobarense se está consolidando como una plataforma para aquellos futbolistas que intentan dar el salto hacia el profesionalismo.

El caso más cercano y ejemplar es el de Marcos Riquelme: delantero de Toro que jugó a préstamo en Fénix, la rompió, y ahora está por debutar en la Primera B Nacional con Olimpo. Mañana el equipo de Bahía Blanca visitará a Ferro con el Pájaro de titular, a poco más de un año y medio de su último partido en la Liga.

Haber sido una de las figuras del Fénix campeón de la la D fue un factor decisivo en este repentino ascenso, pero antes el jugador de Derqui fue dos veces goleador de la Escobarense y también brilló en la histórica campaña de Unión de Del Viso en el Torneo del Interior 2011. Ese proceso, en parte, denota el potencial formador que está empezando a desarrollar la Escobarense.

 

Vidriera del Ascenso

Como Riquelme, el año pasado fueron varios los futbolistas que saltaron de la Escobarense a la Primera D. Daniel Flores y Maximiliano Domínguez (Deportivo Villa Rosa), Mariano Mittelman (Sportivo) y Gonzalo Núñez (Pilar Unidos) llegaron a Fénix por su actuación en el certamen local e integraron el plantel que se coronó campeón.

Hoy solo continúa el arquero Mittelman, que fue titular en el debut, pero el concepto de vidriera de jugadores ya quedó instalado y la prueba está en que este año muchos futbolistas también dieron el salto.

Nicolás Zárate (Abrojal) y Gabriel Díaz (Pilar FC) se sumaron recientemente al Águila y militarán en la Primera C. En la misma categoría estará Sebastián González, que reactivó su carrera futbolística gracias a la Escobarense, donde defendió los colores de Sportivo, Pilar FC y Monterrey. Pipi, que se formó en River Plate y pasó por el fútbol chileno, disputó el último Torneo del Interior con Monterrey y ahora jugará en Lamadrid, próximo rival de Fénix.

Además, Hernán Faes (Náutico Hacoaj) se incorporó recientemente al plantel de Atlas, de la D.

También vale destacar otros dos casos que terminan de encuadrar a la Escobarense como un torneo que contribuye al desarrollo de los futbolistas. Uno es el de Fernando Avejera, que vistió la camiseta de Pilar FC en las últimas temporadas y ahora se sumó a Deportivo Armenio para jugar en la Primera B Metropolitana.

Y el otro es Juan Manuel Correa, que también se fogueó en el albinegro de la Escobarense, y fichó en Central Ballester de la D.

Sintetizando, en menos de un año casi una decena de jugadores pasaron de la Escobarense a los principales torneos de AFA y, por cómo se viene perfilando el presente Torneo Clausura, en 6 meses habrá varios clubes del ascenso siguiendo de cerca la suerte de estos equipos de barrio.

 

Comentarios