Docentes toman edificios para rechazar los recortes

Fue ayer, tras la renuncia de la ministra provincial. Acordaron que el gobierno de Scioli consulte a los gremios sus próximas medidas. No descartan parar.
 
viernes, 10 de agosto de 2012 · 00:00

Los docentes pilarenses se sumaron ayer a la toma de edificios de la Dirección General de Escuelas para rechazar el ajuste educativo que, en su carta de renuncia, advirtió la ex ministra de Educación provincial, Silvina Gvirtz.

Al mismo tiempo, los maestros locales reclamaron el nombramiento de 1.124 cargos, denunciando una mala calidad educativa en el distrito. Estos puestos que corresponden a directivos, maestros, bibliotecarios, asistentes sociales, entre otros, son cubiertos por la recarga de tareas del resto.

“En Pilar tenemos una escuela con un primer grado que tiene 38 alumnos, no cuenta con maestra de apoyo, tiene 4 chicos integrados y 2 de ellos no tienen maestra integradora. Al mismo tiempo, esa escuela no tiene gabinete psicopedagógico”, ejemplificó el titular de Suteba Pilar, Hugo Canepa.

El reclamo se dio en medio de la medida de fuerza realizada por el gremio, que tomó la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia y las 136 sedes de la Dirección General de Escuelas.

El atrincheramiento en las dependencias bonaerenses se levantó a las 18.15, luego que los maestros lograran acordar con el gobierno de Daniel Scioli que se diera marcha atrás con todas las medidas de ajuste tomadas y a tomar en las próximas semanas sobre la educación.

 

Sobrecarga

Canepa aseguró que la situación local de la educación, es preocupante y remarcó la recarga laboral que sufren los trabajadores al faltar 1.124 nombramientos.

Si bien el gremialista señaló que Pilar es un distrito atípico, por el crecimiento de la matrícula que es superior al resto de los Partidos de la Provincia, aseguró que los docentes y directivos deben cumplir tareas que tendrían que estar cubiertas por otro docente.

Entre los ejemplos, Canepa aseguró que los jardines de infantes no tienen secretarios, hay escuelas sin bibliotecarios, algunos preceptores deben tener a cargo el doble de los alumnos que le corresponde, no hay ayudantes de laboratorios e incluso remarcó: “sólo el 30% de las escuelas del distrito tiene gabinete psicopedagógico”.

En tanto, aseguró que a pesar del crecimiento de las escuelas privadas en el Partido de Pilar, falta espacio para recibir a 1.500 chicos de Educación Inicial, ni hay vacantes en las escuelas primarias y secundarias”.

Tras arduas negociaciones, Suteba decidió levantar la protesta que tuvo repercusión local en el edificio de la calle Belgrano al 700. Hasta allí llegó el titular del gremio en Pilar, Hugo Cánepa junto a un grupo de docentes.

Tras el acuerdo, el gremialista explicó a El Diario: “el compromiso del gobierno bonaerense es que quedan sin efecto todas las medidas de ajustes”.

Por lo que el gremialista explicó: “todas las medidas bilaterales que tomó la Dirección General de Escuelas, como el cese a los docentes que esperan ser reasignados y la limitación de cobertura de docentes que no están frente a alumnos y otras que aún no se habían implementado, ya no tienen validez”.

Al mismo tiempo, el docente remarcó que dentro del acuerdo, quedó especificado que toda modificación que se haga debe ser consensuada con la mesa de Cogestión y cualquier cese sobre los docentes que se pretenda realizar, deberá ser discutido en la mesa de paritarias.  

 

 

Posible paro
Desde el gremio docente Suteba, que ayer logró acordar con el Gobierno bonaerense un compromiso de no ajuste sin consenso, advirtieron a los hombres de Daniel Scioli, que la medida se tomó con la toma de las sedes de la Dirección General de Escuelas, para no perjudicar a los alumnos. Pero que de no cumplir con lo pautado, la medida de reclamo será un paro de 48 horas. Al mismo tiempo, indicaron a los funcionarios que de tener que tomar esta resolución drástica, sería el Estado provincial el único responsable.  

Comentarios