Una deuda de 16 millones pone en riesgo el servicio alimentario

martes, 31 de julio de 2012 · 00:00

El servicio alimentario escolar está en riesgo por una deuda de 16 millones de pesos que el Gobierno bonaerense mantiene con los proveedores del distrito.

Aunque el cupo de Pilar es para 14 mil chicos, la medida afectaría a 18 mil que son los que reciben sus raciones diarias en los distintos comedores escolares.

Desde el Consejo Escolar, su tesorero Darío Pascual, reconoció que la situación es difícil y remarcó que tiene confianza en que el próximo jueves el gobierno provincial, depositará el monto adeudado de marzo.

“Esta semana daremos el servicio con normalidad, dentro del menú de emergencia que tenemos desde hace un mes, con el recorte en los gramajes y sin fruta de postre”, señaló Pascual.

Al mismo tiempo, el funcionario remarcó: “es una situación difícil para nosotros, para los proveedores, para los chicos y para los docentes y auxiliares que están haciendo malabares para que los alumnos puedan tener un plato de comida”.

El derquino explicó que hay escuelas en las que los cupos son para 200 chicos y están recibiendo la ración 400.

Así mismo remarcó que más de lo que se recortó el menú es imposible que se pueda achicar por lo que en caso de que la Provincia no abone el próximo jueves, el servicio corre serios riesgos de continuidad. Según Pascual, la deuda del Gobierno bonaerense con los proveedores es de los meses de diciembre, enero, febrero, marzo, abril, mayo, junio y julio y asciende a los 16 millones de pesos.

“Si no llega el pago, hay proveedores que ya no podrán abastecernos y por eso el servicio se cortaría”, dijo Pascual y agregó: “nosotros estamos sumamente preocupados, pero tenemos mucha confianza que va a solucionarse, porque sabemos que a pesar de la situación delicada, ingresó plata a la Provincia”.

 

Antecedentes

“Es un tema muy delicado”, insistió Pascual al hablar de la deuda y la situación de los proveedores. Ya a fines del año pasado la problemática se planteó cuando la deuda que mantenía el Gobierno bonaerense con los proveedores era de 6 millones de pesos. Por entonces la apertura de los comedores de verano, se puso en duda. Pero finalmente se confirmó que los proveedores seguirían abasteciendo al Consejo Escolar.

En mayo último, la deuda era de 8 millones y tras varios reclamos y el depósito de parte de la deuda, el servicio continuó, pero con un plan de emergencia. Luego de suprimir la fruta y parte de la dieta, ahora con 16 millones adeudados, los proveedores dan su ultimátum y el sistema corre serios riesgos de no continuar.

 

Preocupación de los gremios 

El Frente Gremial Docente, integrado por los sindicatos, AMET, FEB, SADOP, SUTEBA y UDA, mostró su preocupación por la situación de los comedores escolares.

En un comunicado en el que aseguraron el dictado de clases, tras el pago del aguinaldo y la continuidad de la lucha por las asignaciones familiares y la quita del impuesto a las ganancias, entre otras cosas, señalaron: “manifestamos nuestra profunda preocupación ante el posible cese del servicio de los comedores escolares luego del receso de invierno”.

Comentarios