Preocupa en Pilar la pueblada de Cañuelas por la inseguridad

Zúccaro aseguró “ningún intendente está libre de que le pueda pasar”. Dijo que “la sociedad pide que gobernemos y seamos responsables”. Y puso a la seguridad como prioridad.
martes, 3 de julio de 2012 · 00:00

Ayer, con el enérgico reclamo del pueblo de Cañuelas por el crimen de dos comerciantes aún latente, el intendente Humberto Zúccaro aseguró que como jefe comunal le preocupa esa situación.

“Es preocupante porque ningún intendente está libre de que esto le pase”, aseguró el mandatario, señalando que la seguridad, sigue siendo uno de los principales reclamos de la sociedad.

De esa manera Zúccaro analizó la situación que vive su par Marisa Fassi, a quien tras el crimen de los hermanos supermercadistas, ocurrido en la tarde del domingo, los vecinos de la localidad exigen desde explicaciones hasta su renuncia.

“La sociedad pide que gobernemos y que seamos responsables”, remarcó Zúccaro y agregó: “la seguridad, la educación, la salud, es lo que realmente le preocupa a la sociedad y es en lo que nosotros debemos dar respuestas”.

En tanto, el jefe comunal insistió: “lo que está ocurriendo en Cañuelas preocupa a los intendentes, porque nadie está exento de que esto le pueda pasar”.

 

Patrulleros

En el distrito, la seguridad fue uno de los temas de agenda que ocupó gran parte de la última semana y que viene arrastrándose desde hace meses con la llegada de patrulleros.

El pasado jueves y tras varios reclamos y gestiones para que los 31 móviles 0 kilómetros que esperaban ser equipados para salir a patrullar las calle, sean ploteados y blindados, los foros de seguridad preparaban un “escrache”.

La idea era enviarle las imágenes al ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, de los recursos desaprovechados arruinándose a la intemperie. Ya que tres semanas antes, el funcionario había negado que estos vehículos estuviesen en el distrito a la espera de ser equipados.

Tras el anuncio de las ONG, en la noche del miércoles los rodados fueron retirados por el ministerio bonaerense.

Los móviles que llegaron en agosto y septiembre del 2011, fueron 41 y estuvieron desde entonces repartidos entre el destacamento de Fátima y la Jefatura Distrital.

En marzo, tras la insistencia sobre la necesidad de los patrulleros, el Municipio pacto con el ministro el equipamiento de 10 de estos rodados, que fueron devueltos listos para patrullar, poco más de un mes más tarde.

Ahora, con los hechos acontecidos y la preocupación vecinal, se esperan gestiones municipales para que los móviles policiales estén en servicio a la brevedad.

Comentarios