El desarrollismo de Pilar cumple hoy 40 años de vida

El 9 de junio de 1972 se inauguró la sede local del MID. Tuvo a una de las primeras concejales mujeres. Con el tiempo fue perdiendo representación, pero su legado continúa.
sábado, 9 de junio de 2012 · 00:00

Hace ya 40 años, un 9 de junio pero de 1972, se inauguró en el distrito la sede local del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID), presidido en ese entonces por el Dr. Alberto García Prego. A lo largo de los años, el MID de Pilar ha tenido entre sus filas a vecinos destacados, quienes a pesar del paso del tiempo no han arriado sus banderas desarrollistas.

Entre otros, fueron y son parte del partido creado por la escisión radical en tiempos de Arturo Frondizi pilarenses como Juan Sanguinetti, José y Nélida Domenech –quien en 1983 fue elegida concejal, siendo junto a Elsa Basualdo la primera mujer en lograrlo-, Miguel Saric, Oscar Quintana, Esther Koselevich, Julio Menéndez y Daniel Boggio, entre muchos otros.

 

La primera

Luego de la oscuridad de la dictadura, en 1983 la vida democrática volvió a salir a la luz, por lo que los pilarenses retornaron a las urnas. En ese contexto, el MID logró ingresar al Concejo Deliberante con quien fuera su cabeza de lista, la docente y abogada Nélida “Coca” Domenech (en la foto, con la boleta que la mostraba como candidata), quien finalmente entró como concejal.

En una entrevista anterior con El Diario, la mujer recordaba que por esos tiempos “había alegría en la gente -comenta-, y sobre todo la esperanza de que se gobernara de otra forma. Con el tiempo pienso que el ejercicio democrático siempre es el mejor. La gente votaba contenta”.

Ese 30 de octubre, el MID sacó el 8,48% gracias a sus 2.901 sufragios. “Aquel Concejo Deliberante fue de lujo –afirmaba Nélida-, más si se tienen en cuenta los posteriores. Había respeto, éramos doce peronistas, siete radicales y yo”.

Asimismo, la mujer recordaba que, luego de cobrar, “donaba las dietas un mes a cada institución, no gané dinero por ser concejal, porque seguía dando clases y ejerciendo mi profesión de abogada. La dieta no es un sueldo, es como una compensación del trabajo que uno pierde por ser concejal”.

Cuatro décadas después de la inauguración de su sede local, aunque la presencia en la vida política del distrito hoy sea nula por lo menos a través de su sello (el concejal del Frente para la Victoria Miguel Saric se sigue reivindicando como hombre del MID), el partido de Oscar Alende y Rogelio Frigerio sigue conservando a sus referentes en Pilar.

 

Comentarios