El paro de los camioneros dejó cajeros automáticos vacíos

El sindicato paralizó el transporte de caudales. Hubo problemas para conseguir efectivo en Pilar. No descartan medidas que afecten el abastecimiento de combustibles.
sábado, 16 de junio de 2012 · 00:00

“Hoy no se movió nada: no llegó ni un peso a los bancos de Pilar”. El trabajador, afiliado al sindicato de camioneros, era uno de los que manifestaba, ayer por la tarde, en la puerta de la empresa transportadora de caudales Prosegur, en Martignone y Tomás Márquez. Es parte del paro sorpresivo decretado por el gremio que conducen Hugo y Pablo Moyano en el marco de las paritarias del sector.

Ayer a última hora, la medida comenzaba a hacerse sentir en los cajeros automáticos, cuyas reservas se iban agotando, tironeadas por la ansiedad de la gente advertida sobre el riesgo de escasez de efectivo para el fin de semana.

“Generalmente, estas medidas empiezan por la recolección de residuos o la logística. Esta vez, decidieron empezar por la plata que es lo que más duele. Si sigue, podría alcanzar también al combustible”, sostuvo otro de los trabajadores que hablaron con El Diario en la puerta de la transportadora de caudales de caudales.

En Prosegur de Pilar trabajan unos 50 transportistas, más otra decena de empleados administrativos. Los primeros están afiliados a camioneros y los restantes al sindicato de Comercio. Desde sus depósitos salen diariamente las remesas que abastecen las cajas de la mayor parte de los bancos de Pilar y sus cajeros electrónicos. Por eso, si la medida llegara a extenderse, la falta de efectivo podría ser total.

El secretario general de los camioneros locales, el también concejal oficialista Oscar Larramendi, tuvo un día agitado. En contacto permanente con la conducción nacional del gremio, esperaba la confirmación sobre la suspensión o la continuidad de la medida.

 

Sorpresivo

El secretario adjunto de la Federación Nacional de Choferes de Camiones, Pablo Moyano, ratificó ayer el reclamo de aumento salarial del 30% y anticipó que, si no hay una nueva propuesta empresaria, las medidas sorpresivas alcanzarán a las otras ramas del transporte, como combustible, recolección de basura y correo.

Moyano habló con la prensa en la puerta de la empresa  Prosegur, en el barrio porteño de La Paternal. Ese fue el epicentro de la protesta en el marco del paro por 24 horas.

“Hay mucha bronca. Los empresarios vinieron ayer con una burla: una propuesta del 18 por ciento de aumento en 3 cuotas. Si no hay novedades, se van a ir sumando otras actividades como el combustible, recolección de residuos, diarios, gaseosas, correo y mudanzas”, precisó Moyano. En ese sentido, el dirigente no descartó un paro general de  camioneros en todo el país, de 48 a 72 horas.

El hijo del titular de la CGT, Hugo Moyano, sostuvo que el gremio pide un 30 por ciento de aumento, modificaciones en el impuesto a las ganancias y que no haya tope en las asignaciones familiares.

Consultado cuando finaliza el convenio salarial, Moyano  precisó que “el 1 de julio”, pero añadió que “nosotros ahora queremos que el aumento sea ya”.

El dirigente camionero sostuvo que el paro “se está haciendo a nivel nacional y hay más de 30 sucursales tanto de Prosegur, Mako, Vigencia Duke y Brinks donde prestan servicios más de 4.000 trabajadores, que se encuentran paralizadas”.

   Moyano también precisó que “el dinero se deposita en las  sucursales de las empresas de caudales, de donde posteriormente salen los camiones para reponer el faltante de los cajeros automáticos”.

Acerca de si el Ministerio de Trabajo dispone la conciliación obligatoria para destrabar el conflicto, Moyano sostuvo que “lo hablaremos con los compañeros y haremos 30 o 40 asambleas de base y si los compañeros la aceptan la acataremos”.

 

Las claves del reclamo 

Aumento salarial del 30%.

• Eliminación del tope para las asignaciones familiares.

• Modificaciones en el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias.

• Plus de 3 mil pesos no remunerativos.

Comentarios