Militantes de D’Elía denunciaron agresiones en Manzanares

Aseguran que los atacaron mientras pegaban afiches. Apuntan contra militantes oficialistas. Sostienen que utilizaron vehículos municipales. Una mujer sufrió una doble fractura en un brazo.

sábado, 4 de junio de 2011 · 00:00

 

Iris Juárez sufrió una doble fractura en un brazo a causa de un piedrazo.

 

Militantes del partido Miles, que lidera Luis D’Elía, denunciaron ayer que fueron agredidos en la localidad de Manzanares “por una patota” que causó fracturas y heridas cortantes a varios de ellos. 

Por el hecho responsabilizaron al oficialismo local. Incluso, aseguraron que pudieron reconocer a empleados municipales entre los agresores, que se desplazaban en varios vehículos, entre los que dicen haber visto una camioneta del área de Higiene Urbana.

Según Susana Huergo, candidata de Miles en Pilar, el hecho se produjo mientras un puñado de militantes de su agrupación, la mayoría de ellos jóvenes y mujeres, pegaba afiches.

“Nuestros compañeros se trasladaban en un colectivo desde Fátima a Manzanares cuando fueron salvajemente atacados por una patota”, dijo Huergo.

La mujer señaló entre los agresores a Marcelo Romero, secretario privado del titular del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), José Molina. Anoche, en diálogo con El Diario, Romero negó haber participado de los incidentes.

“Me encontré al colectivo en ruta 8 y Tratado del Pilar. Me acerqué para preguntar qué había pasado (en ese momento ya se habían producido los incidentes) y les dije que se fueran tranquilos”, dijo.

Silvana Marrese, una de las militantes, corroboró la presencia de Romero en ese lugar. Pero en su versión, fueron otras las palabras pronunciadas: “nos dijo que nos iban a matar a todos y que no fuéramos al hospital para atender a los heridos”.

Minutos después, Romero volvió a encontrarse con el colectivo en la plaza 12 de Octubre. Pero esta vez, los militantes de Huergo estaban acompañados por gendarmes, que detuvieron su auto para identificarlo.

 

Lesiones

Según relataron Marrese y Huergo, los agresores triplicaban en número a sus compañeros. Varios llevaban en sus manos bates de beisbol y caños, en tanto que otros habrían incluso exhibido armas de fuego.

Cuando el colectivo en el que se trasladan los militantes arrancó para dejar Manzanares con rumbo hacia Pilar, uno de los agresores arrojó una piedra de gran tamaño que produjo la fractura de cúbito y radio a una de las militantes, que debió ser atendida en el Hospital Sanguinetti.

Se trata de Iris Mara Juárez. En su declaración ante la policía, la mujer señaló que en el lugar se hizo presente Omar Astudillo, que se presentó como “chofer del director del Hospital”, Gustavo Niotti, y les habría dicho que los agresores “no trabajaban para el intendente” Humberto Zúccaro.

El propio D’Elía señaló a su vez que se trató de “hechos aberrantes con zona liberada por la policía bonaerense”, que “deben ser investigados para que nunca más se repitan”.

“Exigimos una exhaustiva investigación ante la presencia de personal y vehículo afectado a la Municipalidad de Pilar. Esto es una afrenta no sólo a nuestras compañeras y simpatizantes, sino también a la libertad de ideas y de expresión”, concluyó.

Desde el Municipio, en tanto, prefirieron no efectuar declaraciones al respecto. Fuentes oficiales se limitaron a aseverar que las personas que denunciaron las agresiones “no son de Pilar sino de José C. Paz”.


Otras denuncias

Una seguidilla de hechos

Los hechos denunciados ayer por los militantes de la agrupación Miles no fueron las primeros.

El concejal Gustavo Trindade ya había declarado que militantes de su espacio político sufrieron agresiones y amenazas mientras realizaban tareas de campaña en diferentes localidades.

Los hechos se registraron casi al mismo tiempo en Presidente Derqui, Los Cachorros y Manzanares. Como en el hecho del jueves, Trindade aseguró que sus militantes reconocieron a empleados municipales entre los atacantes.

La semana última, el ishiista Fabián Pitronaci también denunció agresiones contra sus militantes en Manzone, mientras que Daniel Hirsch, de Nuevo Encuentro, también había realizado una presentación judicial por amenazas.

Comentarios